Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fuego en Ourense quema cuatro casas y obliga a desalojar un colegio

También se ha evacuado la residencia de ancianos de A Corredoira

El alcade del municipio ha sufrido un ataque de ansiedad

Otro fuego en Guitiriz ha obligado a la Consellería a decretar el nivel máximo

Tres incendios forestales han obligado a la Consellería de Medo Rural ha decretar el máximo nivel de riesgo por su próximidad a viviendas en la provincia de Ourense. El primero de ellos se inició en A Merca y ha quemado cuatro casas, una de ellas habitada, y ha obligado a desalojar numerosas viviendas, un centro escolar de infantil y primaria este mediodía y la residencia de ancianos de A Corredoira. En declaraciones a Efe, el director del centro educativo, Emilo Cañedo, ha confirmado que nada más comenzar el fuego, los niños fueron evacuados y trasladados a los autobuses escolares, que los llevaron a sus casas. El alcalde Manuel Carlos Velo, que participaba en las labores de extinción en varios lugares afectadospor el fuego, fue presa de un ataque de ansiedad delante del geriátrico, lo que obligó a los miembros de Protección Civil a trasladarlo a un centro sanitario. También un jefe de brigada ha resultado herido durante las labores de extinción. El estado del trabajador, según apunta la Consellería no reviste gravedad y está siendo trasladado al hospital Povisa, en Vigo.

La conselleira Rosa Quintana, ha reconocido que la situación derivada del fuego  es "complicada", ya que, según le transmitió el propio alcalde, empezó "a 20 metros del ayuntamiento y del grupo escolar, en tres focos distintos, en un momento en que soplaba muchísimo viento". "Estamos hablando de unas 200 hectáreas", ha apuntado Quintana, antes de subrayar que el objetivo "primordial" para el operativo de lucha contra el fuego ha sido "atender a todos los pueblos". "Porque el fuego iba pasando por todos los pueblos, es una zona muy habitada y estamos hablando de una situación donde están intentando controlarle la cabeza".

El fuego se encuentra en medio de la aldea de Proentes, donde ya ha alcanzado a tres viviendas abandonadas y a otra que está habitada pero que había sido desalojada previamente.  Según fuentes de la lucha contra el fuego, las llamas comenzaron a las 13:30 horas frente al ayuntamiento de esta localidad y debido al fuerte viento que sopla en la zona se extendieron hacia una zona boscosa en Paradela atravesando urbanizaciones y casas. A las 17 horas las llamas avanzan hacia la A-52 dirección A Mezquita alejándose del núcleo de A Merca. El humo de este incendio ha cubierto por completo el cielo de la ciudad de Ourense, situada a unos 15 kilómetros.

La Xunta también ha decretado el máximo nivel de emergencia en la parroquía de Paderne de Allariz por la proximidad a la población de Carballizas  y en Maside en la parroquía de Garabás.

Además, otro incendio ha afectado al municipio lugués de Guitiriz. En la extinción de este fuego trabajan tres agentes forestales, seis brigadas, seis motobombas, una pala y cuatro aviones. El alcalde de Guitiriz, el popular José María Teixido Núñez, ha apuntado a un cable en mal estado que alimentaba la bomba de extracción de un pozo cercano a un cobertizo en una casa particular como posible causa del incendio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información