Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiscales progresistas denuncian el aumento de actos fascistas

El presidente de la UPF señaló que desde la asociación están “preocupados”

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), Álvaro García, mostró ayer la preocupación de su asociación por el aumento de “actos fascistas”, en alusión a la pintada nazi aparecida en la plaza de toros de Pinto (Madrid) con el lema Hitler tenía razón. “Puede ser semillero de actuaciones mucho más graves”, consideró.

El presidente de la UPF señaló que desde la asociación están “preocupados” porque “se han dado consecutivamente en el tiempo tres o cuatro acontecimientos de este tipo de exhibición de simbología nazi o fascista”. En las últimas semanas han trascendido a la opinión pública fotografías en las que miembros de Nuevas Generaciones del PP saludan con el brazo en alto.

Además, el pasado 26 de julio, el alcalde de Baralla (Lugo) y diputado provincial del PP aseguró que “los condenados a muerte por Franco se lo merecían”. A pesar de haber justificado las ejecuciones franquistas, el PP gallego no pidió su dimisión. También le respaldó su partido en Baralla, que le salvó de la moción presentada por concejales socialistas y nacionalistas.

Álvaro García lamentó ayer que “se trivialicen estas acciones” y consideró que “la sociedad debe tomarlas muy en serio” porque cree que se trata de un problema “que puede agravarse”.

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales tildó ayer de “bochornoso” que se permitiera que en un espectáculo público en España se viera “una imagen con la simbología y las letras fascistas”, en alusión a la pintada nazi en Pinto. “El Ayuntamiento de Pinto [gobernado por el PP] ha tolerado un delito de apología del nazismo”, denunció García.

Para el presidente de la UPF, si en lugar de Adolf Hitler tenía razón hubiera puesto Los violadores tienen razón o se tratara de una publicidad no deseada y no pagada “no se hubiera celebrado el espectáculo o habrían borrado el mensaje con anterioridad”.

En septiembre se reunirá la ejecutiva de la Unión Progresista de Fiscales para estudiar casos como el de Pinto y ver “si merece la pena iniciar acciones penales”. El presidente de la UPF recordó ayer que esta actuación es un delito tipificado en el Código Penal “con penas de entre uno y tres años de prisión”, por la realización de actos que incitan al odio, la discriminación o el racismo. No obstante, reconoció que es “complicado” atribuir estos delitos a su autor por la “falta de concreción” en la redacción del actual Código Penal. En la reforma prevista, según celebró, “se concretan un poco más estos temas”.