Imputados un jefe y un obrero por el incendio de Valdemorillo

Ambos iniciaron supuestamente el fuego con las chispas procedentes de una radial

Un juzgado de San Lorenzo de El Escorial ha imputado a un jefe de obra y a un operario un delito de incendio forestal, como supuestos autores del fuego que destruyó unas 500 hectáreas de matorrales y encinas en el municipio de Valdemorillo. Ambos estaban en las obras de un chalé en la urbanización El Barranco cuando las chispas procedentes de una radial iniciaron las llamas, según determinó la Guardia Civil durante las primeras investigaciones.

El incendio se inició poco después de la cuatro tarde del pasado 8 de julio en la calle de Júpiter y se propagó con gran velocidad por el término municipal de Valdemorillo gracias a un viento cambiante que alimentó las llamas. Algunos testigos afirmaron que los trabajadores salieron corriendo al iniciarse el fuego, pero la Guardia Civil mantuvo que se quedaron en el sitio. Esto permitió que fuera identificados desde el primer momento.

El fuego obligó a desalojar a unas 2.000 personas de cuatro urbanizaciones. Unas 50 pasaron la noche en la plaza de toros de la localidad, que fue habilitada para esta contingencia. Los bomberos dieron por controlado el siniestro a las doce del mediodía del día siguiente. El delito de incendio forestal está penado con pena de prisión de uno a cinco años, además de multa, según recoge el artículo 352 del Código Penal. Los acusados tenían que haber limpiado la zona para evitar el fuego.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS