Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el segundo recuento de las entradas de la fiesta

El juez López-Palop quiere averiguar si había tiques duplicados y cuánto recaudó Flores

Los abogados se quejan de que la prueba pericial va muy lenta

Dos entradas de la fatídica fiesta de Halloween.
Dos entradas de la fatídica fiesta de Halloween.

A ritmo de tortuga. Así han calificado los abogados personados en el caso Madrid Arena por la muerte de cinco jóvenes el pasado 1 de noviembre el el recuento y clasificación de las entradas que ha comenzado a las diez y media de esta mañana en la sede del Juzgado número 51 de plaza de Castilla de la capital. En la primera hora y media tan solo se ha controlado un centenar de tiques de una de las ocho urnas decomisadas, lo que hace suponer que los letrados estarán todo el día para comprobar una a una todas las entradas adquiridas, en especial en Internet.

El juez quiere determinar el dinero recaudado por el promotor de la fiesta y dueño de Diviertt, Miguel Ángel Flores, anotando el precio pagado por cada tique. El precio de las entradas oscilaba entre los 15 y los 50 euros en función de la fecha en que fueron adquiridas. Otro aspecto que se trata de determinar es si hubo entradas duplicadas. Según los testigos, la entrada fue un descontrol y no se usó un lector de código de barras, que habría anulado las falsificadas o duplicadas.

Esta diligencia, que se produce casi nueve meses después de la tragedia, ha sido solicitada por la mayoría de las partes, y en especial por la defensa del promotor y dueño de Diviertt Miguel Ángel Flores. Del centenar de entradas clasificadas solo se ha detectado una duplicada y otras dos sobre las que existen dudas. A esta diligencia no está asistiendo el titular del juzgado, Eduardo López Palop, sino que se está haciendo ante el secretario judicial y agentes del Grupo Sexto de Homicidios. Según han destacado los letrados ,se está haciendo de forma manual y algunas partes han pedido que se anoten los apellidos de los compradores.

Además de la lentitud, los abogados se han quejado de que, hasta la fecha, el promotor no ha facilitado el listado de clientes vips y de invitados, lo que dificulta conocer el número exacto de los asistentes. Las partes ya procedieron el pasado noviembre al recuento de los tiques en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La diligencia concluyó que contenían un total de 16.791 entradas, un 58% más del aforo permitido.

De esta forma, los 16.781 tiques recontados superan con creces el aforo permitido de 10.600 asistentes en dicho recinto y las 9.650 entradas que Miguel Ángel Flores, propietario de Diviertt, la empresa encargada de la fiesta, aseguró haber vendido en sedes policial y judicial. Flores manifestó también que se emitieron 17.500 entradas y que se podrían haber colado cerca de 4.000 personas que provenían del botellón que se celebró en las afueras del recinto.

Sobre la marcha de la instrucción, Palop ha señalado a la salida de su despacho que quedan todavía unas 20 declaraciones pendientes y que se prevé terminar la instrucción para octubre, ya que agosto es inhábil a efectos judiciales. Una vez terminada la instrucción deberán las partes decidir si se abre juicio oral contra alguno de los imputados y por qué delitos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram