Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV se ofrece para alcanzar un acuerdo “a cuatro” sobre la convivencia

"Nos duele esta chusca manipulación de la ikurriña", ha indicado Itxaso Atutxa

Itxaso Atutxa, durante el acto en reconocimiento de la ikurriña.
Itxaso Atutxa, durante el acto en reconocimiento de la ikurriña. europa press

La presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, ha señalado hoy que su partido tiene "su mano abierta, tendida" al entendimiento para lograr "un acuerdo a cuatro" en favor de la convivencia entre las grandes tradiciones políticas de Euskadi -en alusión a PNV, PSE, PP e izquierda abertzale-.

Atutxa ha protagonizado un acto político en Bilbao con motivo de la celebración de la primera izada de la ikurriña, en el que ha recordado que el PNV coloca la bandera española en las instituciones en las que gobierna "por imperativo legal".

Durante su intervención, la dirigente nacionalista ha indicado que "ya casi completado el camino de la paz -en Euskadi- es importante empezar a recorrer entre todos" el de la convivencia y el reencuentro. Según ha dicho, esta tarea requiere acuerdos entre "las cuatro grandes tradiciones políticas de este país".

A su juicio, el acuerdo "a dos o a tres bandas es relativamente fácil, pero la convivencia futura demanda ser más ambiciosos, demanda un acuerdo a cuatro". Atutxa ha asegurado que el PNV va a intentar un acuerdo de esas características con "altura de miras" y "por el futuro".

El PNV trabaja para lograr que Euskadi sea "una nación libre en Europa

La dirigente del PNV vizcaíno ha reclamado respeto para la ikurriña y ha lamentado que "todavía haya quien hoy perjudica" a la bandera vasca "por su afán de manipularla, por su interés político o partidario". "Nos duele esta chusca manipulación de la ikurriña", ha indicado Atutxa, quien ha exigido que se deje "en paz" a la bandera vasca y que no se "ensucie" ni "maltrate".

Atutxa, que ha recordado que el PNV trabaja para lograr que Euskadi sea "una nación libre en Europa", ha puntualizado que "admitir la legalidad vigente" no supone "claudicación" en relación a las aspiraciones del PNV.

Ha evidenciado también que "quienes hasta hace poco nos tildaban de españolistas, de someternos de alguna forma al poder español -en alusión, sin citarlo, a la izquierda abertzale- hoy cuelgan la rojigualda en los balcones donde gobiernan".

Según ha dicho, "lo hacen sin sonrojo y dicen que es por imperativo legal". También, según ha afirmado, el PNV lo hace "por imperativo legal". Atutxa ha señalado que el PNV no cometerá "el mismo error" que cometieron otros al imponer "sus enseñas a sangre y fuego". "Somos -ha dicho- un partido pacífico, democrático y todo lo que se impone termina siendo aborrecido".

La dirigente nacionalista ha considerado que Euskadi tiene hoy día los tres colores de la ikurriña: el blanco "de la paz"; el rojo "de alerta ante la delicada situación por la que atraviesan el sector naval vasco y las relaciones laborales; y el verde de "la esperanza" al considerar que al igual que lo sucedido con otras crisis, el País Vasco también superará la actual.