Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid mantiene el dispositivo para luchar contra los incendios forestales

Serán unos meses especialmente peligrosos, ya que hay mucha hierba y rastrojos

Un grupo de retenes forestales intenta reventar el acto de Ignacio González

Los retenes forestales protestan en Navacerrada. Ampliar foto
Los retenes forestales protestan en Navacerrada.

Con el recuerdo palpable del mayor incendio de las últimas décadas en Madrid, registrado el verano pasado en Robledo de Chavela, el Gobierno regional ha presentado esta mañana el dispositivo para la lucha contra los fuegos forestales, dentro de una campaña que empezará el próximo 15 de junio y que se prolongará hasta el 30 de septiembre. El Ejecutivo que preside Ignacio González mantendrá el número de efectivos, de vehículos y de helicópteros que el año pasado. Un grupo de retenes forestales se ha manifestado ante la entrada de la presa de Navacerrada para protestar por la falta de contrataciones, según han denunciado. La Guardia Civil ha tenido que intervenir para impedirles el paso a la zona. Esto ha motivado que la llegada de González se retrasara media hora.

El Plan de Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid Infoma 2013 contará con cerca de 2.400 profesionales, nueve helicópteros y más de 500 vehículos de los diversos cuerpos que participan en la extinción de los incendios: bomberos, brigadas forestales y Ayuntamientos. A los 18 parques de bomberos con que cuenta la región se le unirán 44 retenes o puntos de pronto ataque distribuidos en los puntos estratégicos. Además hay cuatro brigadas helitransportadas en Valdemorillo, Bustarviejo, Navas del Rey y Morata de Tajuña. Además hay cuatro helicópteros bombarderos en Lozoyuela, Las Rozas, San Martín de Valdeiglesias y Navacerrada. También hay 39 torres destinadas para observar cualquier columna de humo y avisar a los dispositivos de tierra

La campaña de este año va a resultar especialmente peligrosa para el monte madrileño ya que ha llovido mucho durante el invierno y la primavera, lo que ha motivado que haya mucha hierba y rastrojos que prenden con facilidad. Hasta el momento toda esta vegetación está verde, por lo que no ardería con facilidad, pero en cuanto llegue el calor se pondrá amarilla y se convertirá en un gran combustible para el fuego.

El presidente regional, Ignacio González, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que tenga especial cuidado y vigilancia cuando salga al campo y que evite dejar desperdicios como botellas o latas que puedan provocar un incendio. También ha pedido a los madrileños que den la voz de alerta en cuanto vean el más mínimo conato de fuego en el monte, ya que los momentos iniciales de un fuego son muy importantes para extinguirlos.

Eso sí, Ignacio González ha remarcado que la Comunidad de Madrid no ha cambiado los protocolos de actuación ni ha reforzado ningunas zonas más sensibles, tras el incendio registrado a finales de agosto del año pasado en Robledo de Chavela, que arrasó centenares de hectáreas. “Eso fue un atentado ecológico de primera magnitud en el que una o varias personas motivaron un incendio delictivo con varios focos que terminó en un fuego tremendo. Contra eso no hay prevención posible tan solo que sean detenidos y que les caiga todo el peso de la ley”, ha remarcado el presidente regional.

El inicio del acto se ha tenido que retrasar una media hora ya que cerca de medio centenar de retenes forestales se ha manifestado a la entrada de la presa de Navacerrada para protestar por la bajada de las contrataciones de verano. Según han denunciado dos de los afectados, Íñigo Hernández y Manu Ramírez, se ha dejado de llamar a 40 personas lo que supondrá que habrá tres brigadas a pie menos que el año pasado y cinco torres de vigilancia sin personal. Llevaban una pancarta en la que se leía “No privatización. Los políticos nos engañan”. También han proferido gritos como “estáis vendiendo humo”, “derechos laborales, bomberos forestales”. “Sus casas y sus montes están en peligro y no están poniendo los medios suficientes para evitar que se produzcan incendios. Como ocurra algo, podemos morir como chinches en el monte”, ha criticado un retén forestal.

Los manifestantes han cortado el acceso y los ocho guardias civiles que estaban en la zona han impedido que llegaran hasta el lugar donde estaban desplegados los medios aéreos y terrestres. Se han vivido momentos de tensión en los que los agentes del instituto armado han amenazado con detener a los retenes. Los dos representantes han hablado con el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, que les ha dicho que se reuniría con ellos si deponían su actitud de violencia. Tras hablar con el consejero se han marchado por la misma carretera. Después han llegado refuerzos de la Guardia Civil, pero no ha sido necesaria su intervención.

El consejero Victoria ha negado las acusaciones de los retenes y ha explicado que se ha llamado a los 270 integrantes de los trabajadores fijos discontinuos que forman esta plantilla y que hasta el momento se han firmado 232 contratos. “El resto, o no se ha presentado a nuestro requerimiento o no ha pasado a posta las pruebas físicas”, ha destacado el consejero, que ha recordado que la intención de los retenes es convertirse en funcionarios de la Comunidad de Madrid sin pasar las correspondientes oposiciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram