Los testigos se ratifican en los malos tratos y abusos en la Cruz Blanca

Una decena de extrabajadores de la residencia acusa al hermano Manolo

Manuel Ortiz, en los juzgados de Córdoba en 2010.
Manuel Ortiz, en los juzgados de Córdoba en 2010.F. J. Vargas

Las declaraciones de una decena de testigos de la fiscalía y la acusación particular ratificaron este miércoles los testimonios incriminatorios contra el fraile Manuel Ortiz, acusado de malos tratos y abusos sexuales a disminuidos físicos mientras dirigía el centro de día San Francisco de Asís, que la orden de la Cruz Blanca tiene en Córdoba. Otro fraile y un extrabajador seglar, también acusados de abusar y maltratar a personas con graves minusvalías psíquicas, tuvieron que escuchar las acusaciones de extrabajadores y voluntarios de la residencia. El juicio se está desarrollando a puerta cerrada. El fiscal pide 20 años y medio de cárcel para Manuel Ortiz, conocido popularmente como el hermano Manolo, y penas que suman nueve años de cárcel para los otros dos imputados.

Según el fiscal, se han producido más de una decena de casos de violencia y acoso. Ortiz, supuestamente, llegó a introducir en una cámara frigorífica a una mujer con diagnóstico de deficiencia mental profunda y una discapacidad física del 85%. Hay testimonios que aseguran que el hermano Manolo la emprendió a golpes con una muleta contra un usuario con un retraso mental moderado, pero una discapacidad del 62%.

Guantazos reiterados, golpes con objetos como la muleta o una espumadera de cocina, tirones de pelo para obligar a una mujer a levantarse del suelo y puñetazos. Las tres páginas de escrito de acusación del fiscal están plagadas de episodios así. También de presuntos abusos sexuales. El fiscal señala que estos “nunca fueron denunciados a las autoridades sanitarias, dado que nunca los residentes y lesionados fueron llevados a centro hospitalario alguno”.

El tribunal decidirá

Toda la investigación en torno al hermano Manolo y la casa de la Cruz Blanca comenzó con el viaje de la reina Sofía a Córdoba, en octubre de 2009. En la agenda de la visita oficial se incluía visitar a los trabajadores y usuario de la residencia San Francisco de Asís que los Hermanos de la Cruz Blanca tienen en la capital. Pero en el último minuto la cita quedó anulada, ya que estaba bajo investigación.

La instrucción se prolongó dos años, dada la dificultad de conseguir declaraciones de unas víctimas que, en muchos casos sufren importantes minusvalías psíquicas y físicas. Siete presuntas víctimas de los malos tratos y los abusos declararon el martes. También se visionaron las grabaciones en vídeo de los interrogatorios efectuados durante la instrucción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para José Manuel Expósito, abogado de la acusación, la comparación entre ambas pruebas confirma la veracidad de los testimonios. Pero Luis Roldán, letrado del extrabajador seglar del centro, cree que hubo contradicciones. Además, Roldán estima que esas pruebas se realizaron sin garantías y pide su anulación. El tribunal señaló que dictaminará al respecto en la sentencia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS