Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hollyweb’ es el nuevo poder global”

Enrique Bustamante advierte de la alianza de las grandes compañías analógicas y digitales

Enrique Bustamente, en Claustre Obert
Enrique Bustamente, en Claustre Obert

Uno de los pecados originales es separar los medios de comunicación de la cultura. Incluirlo solo en la esfera de acción política, de la discusión partidaria, alejándolos de la cultura como derecho fundamental de la ciudadanía, además de motor de la economía y cantera de la innovación. Esa división por compartimientos estancos ha contribuido a la “catástrofe” que vive España tanto en el campo de los medios de comunicación como en el de la cultura. La crisis ha gravado los problemas sistémicos, siendo España el país con mayores recortes en materia cultural de toda Europa, a excepción de Grecia y Portugal. Se precisan dos grandes pactos de Estado: uno por la cultura, ligado a la comunicación pública; y otro pacto por la industria para fortalecer la comunicación y la cultura españolas. Todo ello en un contexto marcado por un nuevo monopolio mundial Hollyweb, que representa la alianza entre las grandes compañías analógicas y las digitales.

Estas fueron algunas de las principales ideas y propuestas que ayer lanzó Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, en el seno de Claustre Obert, el espacio de debate y reflexión creado por la Universitat de València y la edición valenciana de EL PAÍS. Reputado experto en el mundo de la comunicación y de las industrias culturales, Bustamente se declaró europeísta convenido –“aunque Europa tendría que refundarse”, apostilló- y defendió el modelo social europeo de la comunicación que busca del “equilibrio público-privado, vital para mantener la diversidad política en la esfera pública”, lo que en el mundo de la televisión se traduce en consejos audiovisuales y reguladores plurales e independientes de los gobiernos, y en mandatos-marco.

Componente del llamado consejo de sabios que formuló la propuesta de reforma de RTVE y colaborador de la Fundación Alternativas, Bustamante centró su intervención, sin embargo, en la problemática de la cultura y de sus industrias, en coincidencia con la actual "explosión de informes y estudios" en la Unión Europea sobre el valor de la cultura y la creatividad en tiempos de crisis. Destacó que el próximo programa Europa Creativa de 2014 a 2020 ha aumentado el presupuesto para la cultura de 1.100 millones de euros a 1.800 millones. Un plan que demuestra la importancia concedida a la cultura que, no obstante, también peca de no estar vinculado con la red de televisiones públicas europeas, cuyo presupuesto global se eleva a 34.0000 millones y tiene un audiencia media en la Unión Europea del 34%. Esta red “tendría que ser el más potente espacio de promoción cultural”. “Es una visión miope considerar la televisión sólo como comunicación”, añadió.

Autor de numerosos libros y artículos desde ‘Los amos de la información en España’, de 1982, Bustamante consideró irreemplazable “el papel del Estado” en la cultura. Señaló que el Gobierno español ha reducido un 50% el presupuesto de cultura en cuatro años, y las comunidades autónomas (que gestionan el 85% del total de España), un 71%. Criticó “los cantos retóricos” sobre el mecenazgo, como solución a los problemas de la cultura, porque, en su opinión, no es más que un “lucro cesante” del Estado, que deja de percibir unos ingresos que las empresas destinan según sus intereses. Y las grandes compañías buscan un retorno, una visibilidad, por lo que los mecenazgos se centran en “los grandes artefactos culturales”, en la ópera, en la música clásica, en detrimento de la diversidad cultural, de la cultura ciudadana, de los más necesitados. A no ser que se introduzcan elementos correctores, como hizo el Gobierno brasileño de Lula Da Silva, que marcó las directrices en materia de financiación cultural, agregó.

Bustamante también advirtió del riesgo, ya muy tangible, del monopolio vertical del llamado Hollyweb, la nueva alianza mundial de las grandes compañías analógicas y los grandes intermediarios digitales como Google, YouTube, Microsoft o Apple. “Hollyweb es el nuevo poder global”, afirmó.

El catedrático fue presentado por el director del Taller d’Audiovisuals de la Universitat, Miquel Francés, Miquel Francés, que además dio paso al también profesor de Comunicación Guillermo López. Este resumió algunas de las conclusiones del informe El modelo comunicativo ante la crisis sistémica. La multidifusión digital de contenidos, elaborado por ellos y Josep Gavaldà, en el seno de la plataforma de debate NAU XXI.