Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALFONSO RUS / PRESIDENTE DEL PP PROVINCIAL DE VALENCIA

“Si no se crean puestos de trabajo el desastre está garantizado”

“Todos los partidos deberíamos pedir unidos una mejor financiación”, afirma el alcalde de Xàtiva y presidente de la Diputación

El presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, en la Diputación de Valencia.
El presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, en la Diputación de Valencia.

Alfonso Rus (Xàtiva, 1950) es de los pocos dirigentes del PP valenciano que no ha perdido el ánimo con la que está cayendo. Alcalde de Xàtiva, presidente provincial del PP y de la Diputación de Valencia, asegura que hoy está más fuerte que nunca.

Pregunta. ¿Es el más reivindicativo del PP valenciano?

Respuesta. Yo siempre he sido reivindicativo cuando se trata de la Comunidad Valenciana, de la provincia de Valencia y de Xàtiva. Lo que ocurre es que mis reivindicaciones ahora tienen mayor repercusión. No se pueden ofrendar solo nuevas glorias a España.

P. ¿Qué reivindicaciones considera prioritarias?

R. Necesitamos un plan de saneamiento, porque lo que el Gobierno nos ha dado hay que devolverlo con intereses. La estabilidad de la gestión en el día a día solo se puede lograr con mayores ingresos y menos gastos. Y si necesitamos mayores ingresos, porque nos sentimos perjudicados, hay que reclamarlos.

P. ¿Cree que Mariano Rajoy ignora los intereses valencianos?

R. No lo sé, pero si no tenemos peso específico habrá que reivindicarlo. Somos los mismos que antes. Hemos estado ocho años machacando al Gobierno socialista y a Zapatero, reclamando el millón de habitantes que no se contabilizaba en la financiación autonómica. Si ahora gobernamos nosotros y no tenemos la misma actitud, perderemos la credibilidad.

P. ¿Cuáles son las razones de la falta de peso del PP valenciano en Madrid? ¿La corrupción?

R. Eso nos ha afectado. Hemos tenido escándalos. ¿Pero no los hay en Madrid, en Cataluña o en Andalucía? Probablemente la poca influencia del PP valenciano en Madrid es porque hay gente que ya no se acuerda de cómo ha obtenido las cosas y hay que recordarlo.

P. ¿Comparte el criterio de Alberto Fabra respecto a los imputados?

R. Entiendo que la imputación, mientras no se demuestre lo contrario, es para ir a declarar y demostrar tu verdad.

“Si Fabra decide que los imputados no van en listas a Cortes, lo aceptaré”

P. ¿Pero está de acuerdo con la política de tolerancia cero del jefe del Consell?

R. A mí me da igual que a un compañero lo imputen o lo desimputen. Hasta que la justicia no diga blanco o negro, esa persona tiene el mismo crédito que los demás. El problema son los políticos que gestionan mal y no son dignos de representar a los ciudadanos.

P. Fabra dijo que los imputados no formarían parte de las candidaturas a Cortes.

R. Él es el presidente y si lo decide así me parece bien. Mi opinión puede ser la misma porque ello no beneficia nada a la imagen del partido, pero muchas veces hay imputaciones que quedan en nada y estos cargos quedan afectados mental y moralmente. <TB>

P. Hace justo un año se abstuvo de votar a Fabra en el congreso regional en protesta por la inclusión de Serafín Castellano como secretario general. ¿Ha tenido algún coste para usted?

R. Los que pensaban que cuando uno es crítico lo expulsan del PP se equivocaban. Estoy en un partido donde puedo decir lo que crea conveniente. El día que no pueda me marcharé. En este partido siempre me han dejado hablar, aunque con Zaplana intentaron ponerme sordina.

P. Y además le ha ganado el pulso al secretario regional en los congresos comarcales y locales.

R. La gente vota a quien cree conveniente, pero los que pensaban que yo estaba liquidado no me conocen. Liquidado no estaré nunca, porque el día que lo esté me iré a mi casa. Yo no estoy aquí por un sueldo.

P. ¿Cómo se ha reforzado?

R. A base de reunirme todos los sábados con 500 o 1.000 militantes y darles el micrófono para que me pregunten, no para darles un mitin. Pueden decir lo que quieran y yo contesto lo que sé. Eso es escuchar a la gente, al militante, al que no tiene trabajo. Eso solo lo hago yo.

“Los que pensaban que yo estaba liquidado, no me conocen”

P. Los sondeos les auguran la pérdida de la mayoría política.

R. Hay un porcentaje muy grande de gente del PP que puede volver a votarnos. Hay que demostrarles que no se equivocaron. Lo que hay que hacer es cumplir con el programa electoral.

P. Pero si el programa electoral ha saltado por los aires.

R. El programa han tenido que cambiarlo, porque cuando entraron en el Gobierno tuvieron que superar una suspensión de pagos y lograr credibilidad para obtener financiación. El Gobierno ha estabilizado la situación, la prima de riesgo ha bajado y ahora hay que poner la máquina en marcha para crear puestos de trabajo.

P. Las previsiones del propio Gobierno dicen que habrá más parados al final de la legislatura.

R. No me creo las previsiones. A veces son reales y a veces no. Si no se crean puestos de trabajo hasta el 2016, el desastre está garantizado. La gente lo está pasando mal. La salvación era el recambio del Gobierno socialista y nos votaron como tabla de salvación. Si no somos capaces, el voto del PP se dispersará o disminuirá.

P. Ha logrado acuerdos con la oposición sobre empleo, transparencia o dependientes. ¿Por qué no el Consell?

R. Normalmente, son los interlocutores, que te lo ponen muy fácil o muy difícil. En la Diputación ha sido muy fácil, porque las formas son correctas y no hay nada que esconder. En las Cortes lo desconozco.

P. ¿Y cómo explica que el Consell lleve cinco meses en busca de un pacto social en favor de la Comunidad Valenciana?

R. A mí no me han llamado nunca para negociar. Yo no digo si hacen bien o mal, pero en un momento de crisis donde todos hablamos de mala financiación los partidos deberíamos pedirlo unidos. Aunque la cuestión no se acaba al firmar un papel, hay que ir a Madrid y exigir.

“Estoy negociando con inversores de Emiratos Árabes sobre el Valencia CF”

P. ¿Estaría dispuesto a ir a Madrid a reclamar con la oposición?

R. Yo estoy dispuesto a lo que haga falta, porque si no, no hay solución. No se puede tener un presupuesto de gasto de 13.300 millones de euros con unos ingresos de 10.000 y más de 2.000 millones de deuda todos los años.

P. ¿Y cree que el perfil bajo de Fabra es una buena estrategia?

R. El presidente tiene otra forma de actuar distinta de la mía, pero la finalidad es la misma. ¿Cuál es la mejor? No importa. Si no conseguimos los objetivos no vale ni una estrategia ni otra.

P. ¿Teme la aparición de listas municipales con descontentos del PP?

R. No lo sé. En la provincia de Valencia, hoy, le digo que no. La gente está ilusionada, aunque preocupada por el empleo y porque la Generalitat pague lo que debe a los ayuntamientos.

P. ¿Se volverá a presentar a la alcaldía de Xàtiva?

R. Al final siempre acabo presentándome. Ahora estoy más fuerte que nunca, como hace 28 años, cuando comencé. Se puede analizar mi gestión y si ven que soy la persona idónea, ¡adelante!

P. Los alcaldes de Alicante y de Castellón están imputados en casos de corrupción. Si siguen así a la hora de hacer las listas ¿sería partidario de que repitan?

R. Yo decidiría en función del caso. El PP puede pensar que alguien es inocente pero que no debe encabezar la lista por estar imputado. Aceptaré lo que diga el partido.

P. ¿Mantiene la aspiración de presidir el Valencia CF?

R. Le voy a dar una primicia. Estoy negociando con unos inversores de Emiratos Árabes y con otros de Rusia. Lo del Valencia me atrae, pero estoy convencido de que si el campo de Mestalla no se vende el club es inviable.

P. ¿Es capaz de aglutinar una oferta por el Valencia CF?

R. Claro, pero cuando la tenga ya actuaré. Ahora no voy a marear.

P. Entonces va en serio.

R. Tengo un jeque y un ruso con petróleo, pero si no vienen con dinero no haré ninguna propuesta porque mentiras de esas ya ha habido bastantes.