Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia, abarrotada el día de su patrona

Como cada segundo domingo de mayo, el traslado de la Mare de Déu dels Desamparats reúne a miles de personas

Un momento del traslado de la Mare de Déu dels Desamparats.
Un momento del traslado de la Mare de Déu dels Desamparats.

Miles de personas se han echado a la calle este domingo en que Valencia celebra la fiesta de su patronal la Mare de Déu dels Desamparats. Como cada segundo domingo de mayo, la imagen peregrina de la Virgen ha salido a las diez y media de la mañana de la Basílica y ha iniciado su lento traslado hasta la Catedral, entre miles de personas que abarrotaban los alrededores e intentaban, entre muestras de fervor, tocar su manto.

Los actos en honor a la patrona de Valencia se han iniciado sobre las cinco de la mañana con la tradicional "Descoberta", en la que se descubre la imagen de la Virgen en el altar de la Basílica y se celebra la primera misa del día.

Sobre las ocho de la mañana se ha celebrado en la Plaza de la Virgen la "Misa d"Infants", presidida por el cardenal turolense Santos Abril y Castelló, arcipreste de la Basílica de Santa María la Mayor, de Roma, y concelebrada por el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro y once obispos.

A esta celebración han asistido el president de la Generalitat, Alberto Fabra, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, entre otras autoridades.

Durante la homilía, Santos Abril y Castelló ha invitado a "traducir la fe en obras de solidaridad y ayuda a los pobres" y ha hecho un llamamiento a la defensa de la dignidad y los derechos de la mujer, asegurando que "no es justificable una desigualdad de derechos" con el hombre porque "tienen la mismísima dignidad".

Posteriormente, a las 10.30 horas se ha celebrado el traslado de la Virgen desde la Basílica a la Catedral, un recorrido que ha durado media hora y durante el cual la imagen peregrina ha quedado escorada en varios momentos, aunque sin llegar a tocar el suelo, por los deseos de la gente de querer tocar a la patrona.

Algunos padres se han atrevido incluso a aupar a sus hijos de corta edad, algunos de escasos meses de vida, para que rozaran el manto de la Virgen y otros fieles han aprovechado la marea humana para gatear sobre las cabezas de los demás y aproximarse a la imagen.

Dentro de los actos de la festividad del Día de la Virgen se disparó luego una mascletà en la Playa del Ayuntamiento, que corrió a cargo de la Pirotecnia Valenciana, y sobre las siete comenzó la procesión general desde la Catedral hasta la Basílica.

Como curiosidad, miembros del club de buceo GISED de Valencia realizaron por la mañana una ofrenda floral a la imagen de la Virgen de los desamparados sumergida bajo el mar junto al Real Club Náutico de Valencia.

Una figura, esculpida en bronce en 1977 por Ignacio Cuartero, estuvo durante más de 30 años a 14 metros de profundidad frente al faro de Valencia, pero en mayo de 2009, debido a las obras de reforzamiento del faro, fue colocada en un lugar más accesible, frente al espigón y a diez metros de profundidad.

Dentro de los festejos en honor de la patronal, la madrugada del sábado quedó instalado también en la fachada de la Basílica el tradicional tapiz floral que este año firma el artista valenciano Miguel Galbis y que está dedicado a los bailes regionales.

La imagen principal del mural representa a la Virgen de los Desamparados en el Puente de la Trinidad de Valencia y, en un lateral, una escena de una pareja vestida con trajes regionales bailando una dansà en el río Turia junto con un grupo de cinco músicos tocando el tabal y la dolçaina, todo rodeado por árboles.

Para elaborar el tapiz, de 11 metros de alto por casi 9 metros de ancho, Galbis ha empleado más de 7.000 flores, la mayoría claveles, y más de 200 kilos de flores secas, como la sanguinaria y la manzanilla, teñidas de colores como el verde, rojo, dorado y violeta, para las flores secas.