Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANUEL GUTIÉRREZ ARAGÓN, Realizador

“El cine es halagado o perseguido por los poderes, nunca ignorado”

El director y escritor imparte un taller en el Espai d’Art de Castellón

Manuel Gutiérrez Aragón, en Castellón.
Manuel Gutiérrez Aragón, en Castellón.

“Cuando decidí que, por el momento, no iba a hacer más películas, también decidí que pondría mi experiencia a disposición de quienes quisieran, es mi obligación social”. Cuando Manuel Gutiérrez Aragón (Torrelavega, 1942) dijo adiós a la gran pantalla en 2008 no lo hizo dando ningún portazo. La puerta sigue entreabierta a un regreso -“si hago una película, que no lo descarto, haría algo pequeño y a mi manera”, dice-; pero también a ‘enseñar’ el cine que conoce y que le valió recibir el pasado año la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

En esta segunda faceta, Gutiérrez Aragón ha recalado en la ciudad de Castellón para impartir un taller sobre los aspectos creativos que han configurado su modo de entender el cine. Las clases, que finalizan este viernes, se desarrollan en el Espai d’Art Contemporani (EACC) en el marco de varias jornadas centradas en la cinematografía. “Dando talleres uno aprende mucho, lo más importante que puedo contar es el testimonio de alguien que se ha dedicado hace mucho tiempo al cine”, explica el cineasta y escritor, que se remite al cine clásico. “Ese que nunca va a desaparecer”, aunque los nuevos tiempos se empeñen.

“La crisis, más que sentirlo yo o la gente de mi generación, lo siente la gente joven porque es la que de verdad lo tiene difícil”. El autor de películas como Habla mudita, Maravillas y La mitad del cielo, entre otras, habla de la crisis y del cambio de paradigma: “Nosotros hicimos las películas que más o menos quisimos, ahora solo hay una ventaja y es que los medios son más ligeros y una película se puede hacer casi con un móvil y colgarla en internet. Otra cosa es vivir de esto”.

En sus talleres habla del “estallido” de nuevos formatos, como el documental de ficción, pero también de lo que considera que es la “época de oro” de la televisión. “El peso narrativo de la industria ha pasado a la pequeña pantalla, lo que antes tenía el cine de popular ahora está en las televisiones, guste o no”, sentencia. Gutiérrez Aragón se resigna ante la desaparición de las salas. Sostiene que, aunque están cerrando, el cine “siempre va a permanecer”.

Y lo dice en una ciudad, Castellón, donde el progresivo cierre de salas ha dejado al núcleo urbano sin ninguna sala. “Mi abuela decía que la cultura se iba a acabar porque la gente había dejado de leer por ir al cine, no vamos a caer en el mismo error y decir que porque la gente vea series y no películas de Billy Wilder el cine se acaba”.

Sobre los últimos golpes del Gobierno a la industria cinematográfica (como la subida del IVA y las acusaciones del ministro Montoro sobre el pago de impuestos), es tajante: “El cine es muy sensible a los poderes públicos, o es halagado o perseguido, nunca ignorado”. Por ello no duda en decir que se ha sido “mezquino” con la industria, sobre todo por la subida del IVA. “Ha sido un golpe bajo y tiene tintes políticos”, asegura.

En su faceta de escritor, anuncia su nueva novela para septiembre. Se titulará ‘Cuando el frío llegue al corazón’. Una historia de iniciación de un joven de 15 años que se desarrolla en un pueblo del norte de España.