Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El soberanismo y la izquierda

Dos diputados del PSC e Iniciativa y un exparlamentario de ERC exponen su visión del futuro en clave de federalismo, autodeterminación o independencia

Los diputados Ferran Pedret (PSC), Jaume Bosch (ICV) y el exparlamentario Joan Ridao (ERC) han publicado sendos libros en los que exponen su visión sobre el futuro político de Cataluña. Son visiones distintas y en muchos aspectos distantes desde la izquierda sobre la manera de entender el soberanismo; desde la defensa de Pedret de la fórmula federalista, hasta la apuesta por autodeterminación de Bosch y el referéndum pactado que propugna Ridao al estilo de Quebec o de Escocia.

Podem ser independents (RBA), escrito por Ridao, es la obra con mayor rigor jurídico de las tres, seguramente por la formación de este profesor de Derecho Constitucional, diputado de ERC varias legislaturas en el Parlament y el Congreso y ahora miembro del Consejo de Garantías Estatutarias. Ridao opina que Cataluña debe mirarse “en el espejo de Escocia y Quebec”, para celebrar un referéndum pactado sobre su secesión, pero advierte de que la diferencia con aquellos territorios no es que se trata de la aspiración de un solo partido.

Jaume Bosch.
Jaume Bosch.

Ridao desdeña sin reparos la opción federal. “Las voces federalistas que ahora se oyen, no solo llegan tarde, sino que no tienen ninguna credibilidad”, dice, y apuesta por “buscar la máxima legitimidad democrática” a través de un referéndum y de adhesiones, “cuantas más, mejor”, de la comunidad internacional. En su opinión, la Constitución española no permite la consulta, por lo que más allá de realizarla al amparo de una ley catalana, también es posible acudir al derecho internacional público. “Permitiría por la vía de hecho tanto un gesto unilateral de secesión, por vía refrendaria, como una declaración parlamentaria contraria a la Constitución”, dice

Jaume Bosch, diputado autonómico de ICV, compartió varias legislaturas con Ridao, además de los trabajos de redacción del Estatut. En su libro De l’Estatut a l’autodeterminació (editorial Base) defiende este derecho y rechaza que solo sea aplicable a los procesos de descolonización. “Esa teoría ha quedado superada por los acontecimientos”, dice, y la autodeterminación es ahora “un derecho universal”, que “quien se considere demócrata no puede negar este derecho”.

Joan Ridao.
Joan Ridao.

Bosch afirma que “la línea divisoria no es entre federalistas o demócratas que aceptan el derecho a decidir e independentistas, sino entre los que están de acuerdo en consultar a la ciudadanía y los que se oponen”. Este diputado alude el modelo de Puerto Rico al caso quebequés y escocés. “Es una variable a considerar”, dice Bosch, y recuerda que los puertorriqueños fueron consultados el día de las elecciones norteamericanas sobre su futuro político, con dos preguntas y cinco respuestas.

Ferran Pedret.
Ferran Pedret.

Seguramente porque el tema del soberanismo provoca ondas divisiones en Iniciativa per Catalunya, Bosch dedica varias páginas a recordar la tradición del PSUC a favor del derecho a la autodeterminación, al punto de citar la idea del leninismo de “en cada Estado, un partido” y citar a Joan Comorera, consejero de la Generalitat republicana y secretario general del histórico partido catalán.

Mucho más actual es el breve libro de Ferran Pedret, que se estrena esta legislatura como diputado del PSC. Nosaltres, els federalistes (edicions Els Llums) es una suerte de “panfleto”, como lo define el autor, a favor de esta opción que defienden los socialistas catalanes. Pedret suscribe la tesis oficial expuesta en diversas ocasiones por Pere Navarro para reformar el actual andamiaje legal. Se trata de “una profunda transformación de nuestras instituciones en una democracia avanzada, radical, social, y a partir de la federación” de Cataluña como un “Estado libre” federado al “Estado español”. Si el Congreso lo aprueba por mayoría, recuerda.