Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Lugo quiere expulsar a dos militantes por crear un “foro de opinión”

El partido en Lugo les acusa de insultar al presidente Local, Jaime Castiñera, en las redes sociales

El Partido Popular de Galicia quiere suspender de militancia durante cuatro años, a dos veteranos militantes del PP de Lugo, a los que acusa de crear una corriente de opinión, bajo el pseudónimo de “Foro Lugo”, que “vulneraría” los estatutos del partido.

Así lo ha decidido el comité de derechos y garantías del PP, que ya ha informado a Ildefonso Saavedra y a Fernando Rey de que su conducta “debe de ser sancionada con la suspensión de militancia así como con la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de este”.  Según Saavedra, todo comienza  por las discrepancias con la línea de oposición que sigue, en el Ayuntamiento de Lugo, el portavoz popular y presidente local, Jaime Castiñeira. “Yo como militante del Partido Popular puedo dar mi opinión. Ellos quieren echarme para que no me presente a las elecciones a la junta local”, donde se enfrentaría a Castiñeira, en el congreso que se celebrará en los próximos meses.

En la documentación aportada al comité de derechos y garantías del PP, hay un escrito que lleva la rubrica de la secretaria local del PP y concejala en Lugo, Lourdes Yánez, en el que se relata que "existen informaciones publicadas que dan cuenta de dos afiliados, Fernando Rey, e Ildefonso Saavedra, crearon una corriente de opinión dentro del partido que denominan Foro Lugo por lo que interesaba la apertura de un expediente sancionador". También se les acusa de verter calificativos como “dictador” o “político mediocre” contra Castiñeira, según recoge el comité y que se habrían producido a través de las redes sociales.

Ahora a la espera del recurso que han presentado ambos militantes ante la comisión en Génova, se preguntan por qué no se produce la misma diligencia con otro destacado integrante del PP,  José Luís Iravedra, que está siendo investigado por un presunto delito de acarreo votos en un asilo de ancianosen las pasadas elecciones autonómicas. “Es extrañísimo que gente aquí en Lugo que tenga denuncias por el comité electoral y siga ahí, y aún más que salgan reelegidos para la nueva junta provincial”, reprocha Saavedra. Los dos militantes confían que desde Madrid se revoque esta orden de expulsión o de suspensión de militancia por cuatro años.