Dos horas de taxi gratis

Un grupo de autónomos, amparados por la Federación del Taxi, convocan una huelga a la japonesa este lunes

Protesta de taxis en Valencia en 2008.
Protesta de taxis en Valencia en 2008. CARLES FRANCESC

La idea fue de un grupo de autónomos que, hastiados de la crisis y de la falta de ayudas de la Generalitat, han convocado este lunes una huelga a la japonesa. De diez de la mañana a doce del mediodía entre 100 y 200 taxis realizarán servicios urbanos gratis.

No apagarán sus taxímetros "para demostrar que no somos un servicio tan caro y que de forma compartida es mucho más barato que los transportes públicos colectivos", dice Juan Antonio Guardeó, de la Federación Sindical del Taxi de Valencia, organización que suscribe la protesta.

"Nos parece elogiable que dentro de nuestro sector haya compañeros que, hartos de la situación que estamos atravesando de crisis y de abandono por parte de la Consejería de Infraestructuras, tomen este tipo de actuaciones altruistas para denunciar la situación", apunta la federación.

El acto de protesta será el lunes, 4 de febrero. A partir de las diez de la mañana se concentrarán a las puertas de la Consejería, en la avenida de Blasco Ibáñez, 50, y de ahí se dirigirán a paradas de metro, estación de autobuses y otros puntos de la capital. Harán servicios urbanos gratuitos.

El colectivo de taxistas llevan tiempo con protestas a la espera de que la Generalitat saque y pacte la nueva regulación para el taxi en la Comunidad Valenciana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS