Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Dolores Tirado, nueva presidenta de la confederación de padres de alumnos

La confederación Gonzalo Anaya rechaza los recortes en educación pública

Mª Dolores Tirado, abajo a la izquierda, junto a compañeros de la confederación Gonzalo Anaya.
Mª Dolores Tirado, abajo a la izquierda, junto a compañeros de la confederación Gonzalo Anaya.

La Asamblea General Extraordinaria de la Confederación Gonzalo Anaya (confederación de asociaciones de padres y madres de alumnos), celebrada hoy en Castellón, ha elegido por unanimidad a María Dolores Tirado como nueva presidenta. Los compromisarios han aprobado el proyecto de trabajo de la nueva junta directiva de la Confederación Gonzalo Anaya, que integra a 938 asociaciones de padres y madres del alumnado federadas a FAPA-València, FAPA Castelló Penyagolosa y FAPA Enric Valor Alacant.

La Asamblea General ha avalado la Campaña "Educación Pública, SÍ - Ley Wert, NO" con la que se pretende expresar el rechazo a los recortes económicos en la educación pública y hacer visible la oposición al Anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Por ello, la junta directiva ha recuperado el casco que ideó el AMPA del CEIP Luis Vives de Valencia para "proteger a la enseñanza pública de la educación selectiva y excluyente que propone la Ley Wert".

Según la Confederación Gonzalo Anaya, el anteproyecto de la LOMCE cambia el sistema educativo tal como lo conocemos en la actualidad, ya que desaparece el concepto de una escuela inclusiva donde todos los niños tienen un lugar desde la igualdad de oportunidades educativas y se introduce un modelo educativo selectivo y excluyendo con evaluaciones externas con y sin efectos académicos durante toda la etapa obligatoria.

Los centros también se someten a evaluación para publicar sus resultados y establecer rankings, todo con el objetivo de especializar en los centros educativos en función de sus proyectos educativos de "calidad" orientados, al mismo tiempo, a clasificar, segregar y etiquetar a los alumnos en función de sus capacidades o de su "talento". Según las mismas fuentes, el ataque al valenciano como lengua vehicular en la enseñanza y el menosprecio a la participación de las AMPA contemplados en el proyecto normativo son otros temas que han centrado la asamblea.