Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sedes deportivas se concentrarían en Campo de las Naciones y Madrid Río

La candidatura presenta un proyecto “concentrado pero espacioso”

La villa olímpica se reciclaría después en viviendas sociales y espacios comerciales y de oficinas

La villa olímpica de Madrid 2020. Ampliar foto
La villa olímpica de Madrid 2020.

El proyecto de Madrid 2020 es “concentrado pero espacioso”, y pivota alrededor de dos nodos: la Zona Campo de las Naciones y la Zona Manzanares; según la candidatura, están situadas “a menos de 15 minutos de distancia”, aunque en transporte público no se bajaría de los 50 minutos.

Sede de BMX. ampliar foto
Sede de BMX.

En la Zona Campo de las Naciones se ubicarían 14 sedes olímpicas, y junto al río Manzanares se situarían otras siete. En total, en la región habrá 29 sedes, sumando las de Paracuellos de Jarama y Getafe. Otras seis ciudades conectadas a la capital por tren de alta velocidad ejercerían de subsedes: Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Córdoba, Málaga (fútbol) y Valencia (vela). Además, se habilitarían sedes temporales en “entornos emblemáticos y localizaciones históricas” con “gran atractivo visual para la televisión”, una idea de última hora inspirada por Londres 2012.

Así quedará la Casa de Campo. ampliar foto
Así quedará la Casa de Campo.

De las 35 sedes, 28 ya están construidas y en uso; de ellas, tres requieren de obras (el estadio de La Peineta, el centro acuático y el hipódromo de La Zarzuela). Del resto, cuatro hay que levantarlas de cero (centro de tiro de Paracuellos, centro de regatas Madrid, canal de aguas bravas de La Gavia y pabellón de gimnasia) y tres más se montarían de forma temporal para los Juegos (velódromo, circuito de BMX y estadio de voley playa).

Estadio Olímpico. ampliar foto
Estadio Olímpico.

Respecto a su uso futuro, según la candidatura la Zona Campo de las Naciones “proporcionará una excelente posición de partida para el desarrollo futuro de los nuevos barrios”. En cuanto a la Zona Manzanares, los Juegos “permitirán completar un proyecto que se está recuperando para los ciudadanos”. La villa olímpica “posteriormente se convertirá en una zona residencial y terciaria totalmente integrada dentro de los planes de desarrollo de esa zona de Madrid”.

Sedes del Campo de las Naciones. ampliar foto
Sedes del Campo de las Naciones.

Zona Campo de las Naciones. Se divide en dos áreas (parque olímpico e Ifema), aglutina 14 sedes olímpicas e incluye la villa olímpica (con 17.800 camas, se construiría a tres minutos a pie del estadio de La Peineta) y los dos centros de prensa.

Sede de gimnasia. ampliar foto
Sede de gimnasia.

En el Parque Olímpico estaría el estadio olímpico de La Peineta (atletismo y ceremonias) y el centro acuático (natación, saltos, waterpolo y natación sincronizada), que requieren de obras; el pabellón de gimnasia, que debe ser construido; el velódromo (ciclismo en pista) y la pista de BMX, ambas instalaciones de carácter temporal.

En Ifema, se disputarían las pruebas de bádminton, lucha, esgrima, halterofilia, judo, boxeo, taekwondo y tenis de mesa; todas ellas, en pabellones ya construidos. Además, se instalarían allí los dos centros de prensa. El hockey y el rugby se disputarían en las instalaciones del Real Madrid en Valdebebas.

Caja Mágica. ampliar foto
Caja Mágica.

Zona Manzanares. Se divide en dos áreas (Club de Campo y Casa de Campo) junto al río, y albergaría ocho sedes olímpicas. En el Club de Campo (de titularidad municipal) se disputarían golf, tiro con arco y pentatlón moderno, sin necesidad de reformas; el vecino hipódromo de La Zarzuela sí requerirá de obras. En la Casa de Campo se celebraría triatlón y mountain bike; y balonmano, en el pabellón Madrid Arena. Aparte de estas dos zonas, se cuenta con la Caja Mágica (tenis), ya construida; y el centro de remo, que debe hacerse.

Otras sedes. Ubicadas en “instalaciones históricas y lugares emblemáticos de la ciudad”, se trata del parque del Retiro (voleyplaya, en una instalación temporal dentro del estanque vaciado); la plaza de Las Ventas (baloncesto), el estadio Santiago Bernabéu (finales de fútbol) y el Palacio de Deportes (voleyball), ya existentes; el canal de aguas bravas de La Gavia (piragüismo) y el centro de tiro de Paracuellos del Jarama, que deberían construirse; y un circuito urbano temporal de ciclismo en ruta con la meta en el Santiago Bernabéu.

Zona del Club de Campo. ampliar foto
Zona del Club de Campo.

La villa olímpica. “Un hogar lejos del hogar”, “diseñado para recrear el estilo de vida madrileño” que “ha hecho mundialmente famosa a la ciudad”. Sería “un marco idílico con elementos acuáticos y vegetales”; junto a las zonas residenciales habría “cursos de agua y espaciosas zonas verdes”, y “un museo al aire libre” con obras de “jóvenes artistas de los cinco continentes y afincados en Madrid”.

La villa abarcaría 46 hectáreas, con otras 18 hectáreas de parque e instalaciones de entrenamiento. Contaría con 17.800 camas, encuadradas en 19 bloques de apartamentos con una media de ocho alturas; y seis grupos de casas con patio, de tres alturas. Las viviendas tendrán tres o cuatro dormitorios, más sala de estar y “un número adecuado” de baños. La mayoría de dormitorios serán dobles (12 metros cuadrados como mínimo; en total, 14.820 camas), aunque los habrá también individuales (nueve metros cuadrados; en total, 2.980 camas).

Después de los Juegos, la zona residencial proporcionaría a la ciudad 278.000 metros cuadrados para viviendas sociales en régimen de alquiler. Las áreas operacionales se venderían como espacios comerciales y de oficinas, pero también servirían para una residencia para mayores, un centro de salud, un colegio público de primaria e instalaciones deportivas públicas. El Ayuntamiento se ocuparía de mantener las zonas verdes.

Unos Juegos verdes

La apuesta medioambiental de Madrid 2020 fue muy valorada por el Comité Olímpico Internacional en el primer corte de primavera, cuando obtuvo un 8,25 frente al 6,75 de Tokyo y el 6 de Estambul. El lema de la candidatura es “vuelta a lo fundamental”, y su apuesta es abastecer con energías limpias (fundamentalmente, solar) los Juegos, y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la plantación de “un bosque olímpico”.

Además, se potenciaría el uso del transporte público (gratuito para aquellos con entrada para el día) y se pondría en marcha un servicio de préstamos de bicicletas. Toda el agua para riego y competición sería regenerada del río Manzanares o de lluvia. Y la villa olímpica se construiría sobre una escombrera rehabilitada. También se vigilaría especialmente la contaminación acústica y se potenciaría el reciclaje de residuos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram