_
_
_
_
_

Noticias de nuestra zona cero

El Born Centre Cultural abrirá los sábados y domingos, mañana y tarde

José Ángel Montañés
El Born Centre Cultural en septiembre, cuando fueron presentadas el fin de las obras de reforma del edificio y de los restos arqueológicos.
El Born Centre Cultural en septiembre, cuando fueron presentadas el fin de las obras de reforma del edificio y de los restos arqueológicos.GIANLUCA BATTISTA

Era la primera vez que Quim Torra, director del Born Centre Cultural (Born CC), la gran apuesta museográfica de Barcelona para el año 2013, explicaba su proyecto en público. En septiembre, durante su presentación como responsable del centro cultural que explicará la Barcelona arrasada por las tropas borbónicas en 1714, estuvo acompañado de autoridades municipales como el alcalde Xavier Trias y el concejal de Cultura, Jaume Ciurana. Ayer, solo, y ante colegas de la profesión que asistían a una jornada sobre patrimonio cultural en La Pedrera de Barcelona, desgranó detalles inéditos del nuevo equipamiento que Torra califica como “la zona cero de los catalanes”, en similitud por los hechos de 2001 en Nueva York.

Según desveló Torra, el centro se inaugurará el 11 de septiembre próximo con un programa de actos especiales que se prolongarán hasta el día 24, festividad de la Mercè, con la intención de que “todos los barceloneses lo conozcan en libertad”. Los responsables del centro han decidido que los cubículos acristalados donde se instalará la exposición permanente —dedicada a la Barcelona de 1700—, la temporal —sobre los 13 meses de asedio comisariada solo por Francesc Xavier Hernàndez—, la “zona de gastronomía” y la sala polivalente, llevarán nombres de cuatro personajes destacados del conflicto. Tres militares del ejército catalán: Antoni de Villarroel, Francesc de Castellví y Antoni Desvalls y el jurista Rafael Casanovas.

Torra explicó que el Born CC abrirá todos los días de la semana, incluidos sábados y domingos, mañana y tarde. También que en la exposición permanente habrá una vitrina de 34 metros de largo donde se expondrán la mitad de los 3.000 objetos excavados, una enorme maqueta de Barcelona a comienzos del siglo XVIII, se explicará el nacimiento de la Barceloneta y cómo construyó la estructura de hierro Josep Fontserè en el siglo XIX.

Los visitantes bajarán a visitar los restos en grupos, pero no superarán las ochenta personas a la hora, y “llevarán casco para aumentar la sensación de valor”. Sin embargo, el mayor reto para Torra es que el Born CC no sea visto “como un obús caído en medio de la Ribera”, utilizando un símil bélico. Para conseguir su integración, está previsto peatonalizar las calles circundantes, para “hacer una gran plaza pública”. Además, en el pavimento se marcará el trazado de las antiguas calles del siglo XVIII, que permitirá ver el yacimiento como una prolongación. La programación, según Torra, será ambiciosa porque “ha de aunar historia, cultura y reflexión nacional”. Medios no le faltarán, el ayuntamiento nacionalista de Trias destina 16 millones de euros en 2013, uno de cada tres euros que dedica a museos, para poner en marcha el Born.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Ángel Montañés
Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_