Los cristales rotos del Palau

Unas 300 personas volcaron tiestos y rompieron las vidrieras del exterior del Palau de la Música

Una de la puertas de la entrada principal del Palau, destrozada
Una de la puertas de la entrada principal del Palau, destrozadaJOAN SÁNCHEZ

Muchas veces se asocian los cristales rotos a la capacidad que tienen las sopranos de poder llegar a altas frecuencias con su instrumento más preciado: la voz. Esta mañana decenas de extranjeros hacían fotos en los alrededores del Palau de la Música, viendo las vidrieras rotas de uno de los espacios más importantes de la música en Barcelona.

Según fuentes del Palau de la Música, sobre las 20.15 de la tarde de ayer, unas 300 personas entraron por Via Laietana hacia Sant Pere Més Alt volcando tiestos y rompiendo las vidrieras del exterior del Palau, además de destrozar las puertas giratorias de la entrada principal. A consecuencia de los hechos, el Palau avisó a los Mossos d’Esquadra.

Algunos de los comercios y vecinos pudieron ver lo que ocurrió desde sus casas o locales cerrados, aunque no coinciden en una versión única. La presidenta de la asociación de comerciantes de Sant per més Alt, Susi Cameros, asegura que los hechos no tienen nada que ver con la huelga, ya que la manifestación transcurrió pacíficamente y que los hechos ocurrieron cuando la concentración hubo concluido, mientras que la empleada de uno de los bares de los aledaños del Palau, Cristina Rasco, afirma que el grupo de vándalos estaba formado por una veintena de piquetes encapuchados que se excedieron con las fachadas del Palau que dan a la calle Amadeu Vives y Sant Pere Més Alt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS