Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trepidante

Lee Fields actuó en Luz de Gas dentro del Festival de Jazz de Barcelona y el resultado no pudo ser mejor.

La actuación en la sala Luz de Gas.
La actuación en la sala Luz de Gas.

El soul de altos vuelos se coló en el Festival de Jazz de Barcelona y el resultado no pudo ser mejor. En la noche del viernes la sala Luz de Gas vibró al ritmo de esa música negra (que ya es de todos los colores) que te cala hasta los huesos y te pone irremediablemente a bailar.

El responsable fue Lee Fields, un histórico menor que, sobre el escenario, se mostró como todo un grande. En la década de los setenta le apodaban Little J.B. (J.B. por James Brown) por su funk aplastante heredado de su mentor. El paso del tiempo y el cambio de gustos musicales de la población casi lo engulló, pero en los últimos tiempos ha reaparecido (aunque en realidad nunca se había ido) con fuerza y varias grabaciones de verdadero interés bajo el brazo.

FESTIVAL DE JAZZ

Lee Fields & The Expressions.

Luz de Gas, 9 de noviembre.

En Luz de Gas demostró la actualidad de su propuesta a pesar de un cierto look setentero. Del padrino Brown ya solo queda la fuerza de las interpretaciones, rabia por momentos, y uno de esos finales de me voy pero me quedo tan tópicos del género. Por lo demás Lee Fields se mostró a sus 61 años como un creador mucho más sobrio y con una personalidad propia. Magnífico cantante con una tesitura muy amplia que le permite jugar con su voz en la zona más aguda, casi al borde del grito, fue empalmando interpretaciones realmente penetrantes y rebosantes de ritmo. Ritmo potente truncado por ocasionales baladas de esas que se deslizan como un cuchillo caliente cortando mantequilla. Incluso pudo quedarse a solas con su guitarrista y conseguir que el ritmo no decayera.

Acompañado por un sexteto de buenos artesanos Lee Fields ofreció un concierto trepidante que puso al público en movimiento, alzando y agitando brazos y contestando a voz en grito las consignas lanzadas desde el escenario.

La música soul sigue estando de actualidad, conciertos de este calibre deberían prodigarse más por nuestros escenarios.