Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Bono: la ‘cláusula Camps’ es “un ejemplo de falta de imaginación política”

El político socialista dice que reclamar un Estado federal asimétrico es como "pedir un

cura ateo"

El expresidente del Congreso, José Bono, ha constatado este jueves que "hay diferencias evidentes" entre las Comunidades Autónomas, por lo que ha considerado "un absurdo reproducir miméticamente las competencias de la vecina" y en ese sentido ha señalado que la "cláusula Camps" es "un ejemplo muy claro de falta de imaginación política". "La Comunitat Valenciana tendrá que tener lo que tenga que tener, lo que pidan sus ciudadanos, pero no por mimetismo con otra vecina", ha criticado.

Bono, en rueda de prensa de presentación de la obra 'Les voy a contar', el primer volumen de sus diarios, ha argumentado que el 'café para todos' ha tenido efectos "beneficiosos" porque permitió las Autonomías, pero ha amentado que con él "se ha querido a veces no reconocer diferencias cuando hay diferencias evidentes". Por ello, ha señalado que el expresidente de la Generalitat Francisco Camps demostró "una evidente falta de imaginación política" al impulsar esta cláusula ya que la Comunitat Valenciana "debe tener lo que reclamen sus ciudadanos". Además, ha lamentado que este mimetismo ha llevado a reproducir estructuras del Estado en todas las Comunidades y a tener 17 Tribunales de Cuentas o 17 Defensores del pueblo como que la Comunitat Valenciana tiene un idioma distinto a la Castilla la Mancha.

Preguntado por la situación en Cataluña, ha señalado que es "inteligente reconocer las muchas diferencias que hay". No obstante, ha recalcado que no quiere la secesión y ha advertido de que esta independencia supondría "una España y una Cataluña mucho más pobres que si están juntas". Además, ha argumentado que "no se puede aceptar únicamente la voz de los que quieren la secesión, porque es respetable, es mucho más respetable la de los que luchamos contra Franco para tener una Constitución que se puede modificar", pero "con los mecanismos legalmente previstos", ha recalcado.

Así, ha recordado que la Constitución no permite que "ningún territorio de España distinto al conjunto nacional se pronuncie acerca de la independncia", y al respecto ha advertido de los peligros de no respetar esta legalidad. "Imagínese que un delincuente diga que tampoco quiere cumplir el código penal", ha cotejado. Del mismo modo, ha criticado a quienes reclaman un Estado federal asimétrico porque sería como "pedir un cura ateo o la nieve negra" porque un Estado federal "evoca igualdad".

El "hermano" de Zaplana

Por otro lado, también ha avanzado que en el segundo tomo de sus memorias reproducirá muchas de las conversaciones con tuvo con el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana. En concreto, se ha referido a la charla que mantuvieron sobre la sucesión de Francisco Camps al frente del Gobierno valenciano. Bono ha relatado que cuando dejó la presidencia de Castilla la Mancha para ser ministro de Defensa, Zaplana le preguntó que quién iba a sustituirle en el gobierno regional. "Yo le dije que un compañero excepcional, José María Barrera. Entonces Zaplana me preguntó si yo no tenía un hijo, y le dijo que sí, pero que tenía 18 años. Pero Barrera es como un hermano", a lo que el también exministro de Trabajo respondió: "yo también tenía un hermano".

Bono también ha comentado los enfrentamientos que mantuvo con el expresdente socialista valenciano Joan Lerma por el trazado de autovía a su paso por las Hoces del Cabriel. Bono ha reconocido que "nunca" llegaron a entenderse porque desconfiaban mutuamente, aunque guarda de él "el mejor de los conceptos humanos y políticos". "Pero el gobernaba la Comunidad Valenciana y yo Castilla La Mancha y entonces los 'barones' tratábamos de defender nuestro territorio antes que nuestro partido", ha dicho.

Por otra parte, ha declinado comentar la situación del PSPV porque, se ha excusado, "no conozco la realidad política de la Comunidad Valenciana para hacer un diagnóstico". No obstante, ha defendido que la mejor manera de ganar votos "no es hacer lo que dicen las encuestas sino dar una imagen de solidaridad e igualdad". "Lo que emociona es lo iguales que somos más que lo diferentes, los  principios de solidaridad y no el genotipo de nadie ni dónde vives", ha aconsejado.

Más información