Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañamero se declara “insumiso judicial”

El dirigente sindical, detenido para que declare sobre una ocupación en 2008

Diego Cañamero, a las puertas de los juzgados de Sevilla en una foto de archivo. Ampliar foto
Diego Cañamero, a las puertas de los juzgados de Sevilla en una foto de archivo.

El portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, se ha acogido hoy a su derecho a no declarar, se ha negado a mostrar su DNI al funcionario judicial y ha dicho que no va a pagar los 60 euros de multa y 483 euros de indemnización acordados en otra sentencia por ocupar una empresa. Cañamero ha manifestado que es "insumiso judicial" y los funcionarios le han comunicado que la negativa a pagar conlleva una pena sustitutoria de 15 días de arresto, tras lo cual ha quedado libre.

Cañamero ha sido detenido hoy mientras desayunaba en un bar de El Coronil (Sevilla), su localidad de residencia, y ha sido trasladado al juzgado de instrucción 8 de Sevilla, donde debía declarar por la ocupación de una finca de San José de la Rinconada (Sevilla) en noviembre de 2008.

Fuentes del caso han informado a Efe de que Cañamero se ha acogido a su derecho a no declarar e incluso se ha negado a mostrar su DNI al funcionario judicial.

Aprovechando que se encontraba en el juzgado de instrucción 8, que debe ejecutar una sentencia firme contra Cañamero y otros 68 militantes del SAT por ocupar la empresa Asociafruit el 28 de noviembre de 2008, los funcionarios judiciales le han recordado que debe pagar 60 euros de multa y otros 483 euros de manera solidaria con los demás condenados por los daños materiales causados en el local.

La juez de instrucción 8 ordenó a la Guardia Civil la detención de Cañamero tras hacer caso omiso en reiteradas ocasiones a las citaciones para declarar en las diligencias abiertas contra él y otros sindicalistas como consecuencia de las movilizaciones en la finca "La Jarilla" en protesta por la no contratación de sus afiliados.

El SAT convocó en noviembre de 2008 en "La Jarilla" una huelga para protestar por la decisión de la empresa de no contratar ese año a varias decenas de jornaleros en represalia, según el sindicato, por haberse afiliado.

Durante varios días, el SAT llevó a cabo movilizaciones en "La Jarilla" tales como huelgas, manifestaciones y ocupaciones.