Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a Mas de fracasar en la lucha contra la crisis y de ser desleal con Rajoy

Sánchez-Camacho denuncia la falta de lealtad de Mas con el Gobierno central

Intervención de Alícia Sánchez-Camacho.
Intervención de Alícia Sánchez-Camacho.

Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular (PP) han sido socios en esta legislatura pero la relación ya está hecha añicos. La líder popular llevaba tiempo amenazando a Artur Mas con no apoyar por tercera vez sus presupuestos si persistía en su ruta soberanista y advertía constantemente del "choque de trenes". Confirmado el órdago del Estado propio y el anuncio del referéndum secesionista, el PP ha pasado de se socio preferente a postularse como firme oposición.

Alicia Sánchez-Camacho, presidente del PP catalán, ha cerrado la cuadratura del círculo. En su intervención, ha recordado que ya no apoyó la investidura de Mas porque anunció que estaba a favor de la transición nacional a favor del derecho a decidir. Y ha señalado que le ha defraudado por no haber sabido combatir con firmeza la crisis. "Usted ha escuchado más a los ciudadanos que salieron a manifestarse a la Diada que a los 800.000 parados", ha lamentado en un discurso fuertemente identitario en el que se ha postulado como la garante de los ciudadanos que no quieren la independencia. "Ha añadido más crisis a la crisis".

¿Les va a decir a los pescadores y payeses que se quedarán sin subvenciones si salimos de Europa"?, dice la líder del PP

El debate ha reflejado el profundo desencuentro entre Mas y Sánchez-Camacho, que le ha reprochado tener ya decidido desde el día de Sant Jordi que convocaría elecciones anticipadas si fracasaba el pacto fiscal en su reunión con Mariano Rajoy. "Usted quería el todo o nada”, ha dicho la popular señalando que Mas quería romper. “Trabajaremos para que la Generalitat deje de dividir a los catalanes. Cualquiera de nosotros relación afectiva con el resto de España y no queremos que nos vean como extranjeros. Es lo que nos jugamos el 25-N”, ha afirmado la líder popular.

Por primera vez, Sánchez-Camacho ha acusado a Mas de falta de lealtad con el Gobierno central por apostar por el soberanismo cuando está en permanente contacto con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que autorice transferencias económicas a la Generalitat para que afronte sus pagos ordinarios y deudas financieras. Y ha bromeado con sarcasmo ante ante una eventual Cataluña independiente. “Ustedes se separan, forman el Estado propio, quieren el euro, jugar la Liga como el Mónaco e incluso mantienen los dos Reyes”. “¿Les ha dicho a los pescadores y a los agricultores que pasará si fuera de la UE se quedan las subvenciones?", se ha preguntado tras recordar que para seguir en la Unión Europea Cataluña necesitaría la aprobación de los 27 Estados miembros.

No utilice el discurso del miedo; luego vendrá el de las pensiones", replica Mas

Durante su turno de réplica, Mas ha aprovechado su intervención para ofrecer más detalles de su reunión con Rajoy. En su discurso del martesr, Mas señaló que rechazó la sugerencia de llevar el pacto fiscal al Congreso porque no quería sufrir la misma humillación que con el Estatuto. Y hoy ha revelado que el presidente del Gobierno se negó en redondo a permitir que Cataluña disponga de una agencia tributaria propia porque funciona muy bien.

“No utilice el discurso de miedo y hable de los payeses y los agricultores porque después hablarán de las pensiones. Lo que tienen que hacer es acatar el veredicto de las urnas para saber si Cataluña quiere optar por la autodeterminación”, ha contestado Mas. El presidente catalán ha cargado contra uno de los principales argumentos del PP, que acusa a la Generalitat de derrochar en “embajadas extranjeras” que, en realidad, son delegaciones económicas en el exterior. Mas ha mostrado su perplejidad y ha reprochado a Sánchez-Camacho que uno de los principales problemas de España es su escasa internacionalización“.

"¿De verdad creen que ese es el principal problema de Cataluña?”, se ha preguntado. “Conozco muchas embajadas de España y solo con el patrimonio inmobiliario de una de ellas se pagaría toda la acción exterior de todas las comunidades autónomas. Deberían darnos las gracias porque la acción exterior de la Generalitat sirve para captar inversiones”.

El PP ha aprovechado el debate para lanzar dos medidas que seguramente propondrá en su campaña: el adelgazamiento de la plantilla de TV3 porque, según la líder popular, tiene más trabajadores que todas las cadenas privadas juntas y reducir en un 20% el número de escaños en el Parlamento catalán.