Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una buena faena en Hollywood

Alexis Morante, nominado a los Grammy Latino, mientras triunfa con el corto ‘Matador on the road’

Juan Diego y Alexis Morante, durante el rodaje en Los Ángeles.
Juan Diego y Alexis Morante, durante el rodaje en Los Ángeles.

Las películas de Alexis Morante tienen un sello. No hace falta abrir los ojos. Hay haches aspiradas, eses destacadas, participios mascados. Rezuma acento andaluz. También hay enormes rascacielos, extensos desiertos, aroma yanqui. Alexis Morante está en Los Ángeles, en la cuna de la industria del cine, y es de Algeciras (Cádiz). Y en esa combinación ha encontrado su marca. Ahora triunfa en Hollywood con Matador on the road, película protagonizada por Juan Diego, un torero de lujo para una historia de carretera que se acaba de exhibir en dos destacados festivales de cortos y jóvenes talentos. A ese éxito acaba de sumarle la nominación a los Grammy Latino por su vídeo Licenciado Cantinas, de Enrique Bunbury.

La selección de Matador on the road, rodado en 2010, en el festival New filmakers (nuevos realizadores) de Los Ángeles, se suma al éxito que supuso su participación, solo hace unos días, en el LA Short Fest. Los ganadores de este certamen optan a la nominación al Oscar. Aunque no ha sido galardonado, Morante se siente un privilegiado por la elección de su trabajo y mantiene las esperanzas en los Goya. Su corto cumple los requisitos y está por ver si pasa la criba de los 10 prefinalistas. Sería la culminación de una distribución internacional plagada de éxitos, que comenzó cuando el director consiguió su inicial sueño de que Juan Diego lo protagonizara.

“Siempre le tuve en mente pero nunca pensé que aceptara”. El actor dijo que sí bajo una condición estricta. El rodaje coincidía con el mundial de fútbol de Suráfrica. Así que Juan Diego condicionó su viaje a Los Ángeles siempre que se le garantizara poder seguir a la selección española. “Le dijimos que sin problema porque no pensamos que España llegaría tan lejos y, por tanto, no afectaría al rodaje. Al final, ganó y tuvimos que ver los partidos en pleno desierto”.

En ese desierto de Los Ángeles transcurre esta historia. El viaje de un torero retirado, el que encarna Juan Diego, de Los Ángeles hasta Las Vegas por carretera para participar en una corrida sin sangre, una faena donde no se daña al toro. Morante se inspiró en una historia real protagonizada por Ortega Cano. Y, a partir de ahí, el director despliega su universo de acento andaluz cruzado con los referentes del cine estadounidense en mayúsculas.

Morante nació en 1978. Y puede presumir de una carrera fulgurante. Llegó a Estados Unidos gracias a una beca Talentia de la Junta. Tras varios cortos anteriores, su primer gran éxito fue Voltereta, rodado en Nueva York y que da nombre a su productora, y ahora le ha seguido este Matador on the road. Y, en medio, un buen número de vídeos musicales de Los Delinqüentes, Fito, Macaco o Enrique Bunbury. A él le conoció en Estados Unidos hace unos años y con él tiene pendiente culminar un documental, El camino más corto. Su versión de Vámonos pone música a Matador on the road. Un trabajo anterior, el vídeo de Licenciado Cantinas, opta al Grammy Latino en la categoría de larga de duración, junto con otros de Juanes, Shakira o Caetano Veloso. “Creo que todo gran esfuerzo tiene su recompensa y Licenciado Cantinas The Movie es la prueba. Hay que reconocer especialmente el gran mérito de Enrique Bunbury que nunca se conforma y siempre arriesga e investiga creativamente, impulsando proyectos de la envergadura y originalidad como éste, todo un videoclip narrativo y cinematográfico de larga duración. Esta nominación es un orgullo para todos nosotros y estamos muy agradecidos a toda la gente que nos ha apoyado”.

Tiene previsto estrenar este mes el vídeo Náufragos, de Niños Mutantes, aspira a rodar más música con grupos estadounidenses y tiene ya prácticamente listo el guión de su primer largo. "Siento este paso como algo natural". Concreta que son dos proyectos con distinto mercado. Allí y aquí. “Muy probablemente en 2013 nos lanzaremos al abismo del rodaje”. Y volverá a navegar entre ese choque de Andalucía y Estados Unidos. En Los Ángeles espera aplaudir en la alfombra roja a Alberto Rodríguez y su equipo de Grupo 7, preseleccionado para los Oscars por la Academia española.

Una nominación que, de llegar, consolidaría un gran año para el cine andaluz. “En Los Ángeles vi Grupo 7 y Carmina o Revienta, que han gustado mucho”. Coincide con la exhibición innovadora de El mundo es nuestro y la preselección al Oscar del corto Libre directo. “Paradójicamente en medio de un contexto de crisis, hay un resurgir del cine andaluz”, resalta.

Y todo esto en medio de medidas como la subida del IVA. “El Gobierno se ceba con la cultura y el cine. Se van a reducir los rodajes a la mitad, afectará mucho a la industria, si es que hay industria en España”. Por eso él mira a América y, de momento, torea con éxito. Y orgulloso de representar la nueva ola andaluza del cine.