Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

139 personajes en 39 escalones

El Teatro Arenal presenta una obra basada en una película de Hitchcock

Cuatro actores interpretan un gran abanico de papeles en dos horas de humor

De izqda. a dcha, tres de los actores de 'Los 39 escalones'. Ampliar foto
De izqda. a dcha, tres de los actores de 'Los 39 escalones'.

“Una comedia desenfadada que funciona como un exacto mecanismo de relojería”. Beatriz Rico define Los 39 escalones, la versión del clásico homónimo de Alfred Hitchcock, en la que vuelve a meterse en la piel de tres de los 139 personajes. El resultado podrá verse a partir del 6 de septiembre en el Teatro Arenal. “Una obra dentro de una obra”, según explica Salomón, otro de los miembros del reparto, ya que cuenta la historia de cuatro actores que intentan poner en escena la mítica película. Lográndolo con un escaso éxito que se promete inversamente proporcional a las carcajadas que desata.

“Genera un buen ambiente que contagia tanto al público como a los actores”, comenta Rico desde su experiencia en una producción anterior de esta obra, que se estrenó en Madrid en 2008 y, tras varios meses de representaciones, salió de gira por España. Repite también Jorge de Juan, que es codirector junto con Eduardo Bazo, con quien ya ha colaborado otras veces como en su reciente Drácula. Completan el reparto Santiago Urrialde y el monologuista Salomón, debutante en una obra de teatro.

La versión alcanzó más de un año de representaciones entre 2008 y 2010

También la adaptación corre a cargo de Jorge de Juan, quien se basa en la adaptación del escritor inglés Patrick Barlow de la película de Hitchcock. Es la versión que ya se interpretó en España entre 2008 y principios de 2010 con “gran éxito”, según recuerda Beatriz Rico, que añade: “Si algo funciona, ¿por qué no aprovecharlo?” Tanto ella como sus compañeros garantizan que las risas están garantizadas. “Con la falta que en estos momentos hace olvidar los problemas”.

Y llevan ese espíritu a los preparativos del estreno, como el posado para este diario en el Museo del Ferrocarril. Santiago Urrialde acaba llevando a Rico y Salomón —Jorge de Juan estaba ausente por un viaje— por los aires, llamando al salto a la de tres, en un original homenaje a una de las escenas de la película de Hitchcock —a su vez basada en una novela de John Buchan—, que recrea la obra: la persecución en un tren.

Beatriz Rico y Jorge de Juan repiten y se suman Santiago Urrialde y Salomón

También podrán verse otros efectos especiales, con mejor o peor resultado. “Al final, la gente no sabe si está saliendo mal de verdad o es parte de la obra”, advierte Rico. Al respecto, Urrialde se define, junto con Salomón, como parte imprescindible de “la figuración especial”. “Somos todo lo que el actor principal \[interpretado por Jorge de Juan\] se va encontrando”. Y eso incluye, en el caso de Salomón, hacer de “grieta, charco o roca”. Así hasta los 139 personajes, que incluyen los diferentes papeles que interpretan los actores de la pretendida obra que se cuenta dentro de Los 39 escalones.

Urrialde y Salomón, los novatos, suceden a Gabino Diego y Diego Molero, respectivamente, lo que les provoca distintos grados de presión. Mientras Salomón, nuevo también en las tablas no monologueras, reconoce cierto nerviosismo, Urrialde prefiere no pensarlo y abordar la obra con el optimismo que, a su juicio, es ahora especialmente imprescindible. En estos tiempos de recortes y subidas de impuestos varias, receta sentido del humor: “Porque, aunque parezca que lo pretenden, la risa no nos la pueden quitar”.

Los 39 escalones.Teatro Arenal. A partir del 6 de septiembre. Desde 20 euros.