CORTES VALENCIANAS

El PP aprueba una ley privatizadora de RTVV con el rechazo de la oposición

El partido mayoritario se garantiza el control del director general y del consejo de administración

El diputado socialista Josep Moreno en la tribuna de las Cortes.
El diputado socialista Josep Moreno en la tribuna de las Cortes.CARLES FRANCESC

La nueva norma permite privatizar franjas de programación y elimina cualquier mayoría de bloqueo, como la existente en la ley vigente hasta ahora para elegir a los miembros del consejo de administración. La ley del nuevo Estatuto de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) fue aprobada el jueves en las Cortes con los únicos votos del PP. Los populares imponen su mayoría para definir un modelo de radiotelevisión pública en el que se garantizan el control del director general y el consejo de administración sin necesidad de pactarlos con la oposición y abren la puerta a la concesión a empresas privadas de aspectos de la programación que no formen parte del servicio público. La ley está en línea con las directrices que el PP nacional impulsa para la gestión de la cadenas públicas, pero se aleja del modelo pactado con los socialista por el presidente gallego Alberto Nuñez Feijóo.

Mientras la diputada del PP Alicia de Miguel acusó a los socialistas de que no han querido llegar a un acuerdo y sostuvo que la nueva ley diseña una RTVV “más sostenible, más profesional y más independiente”, el diputado del PSPV-PSOE Josep Moreno afirmó que la ley “es una vergüenza y un motivo de desprestigio colectivo de las Cortes”. Moreno señaló que una ley de este tipo “debería unir a los partidos a los que separa la ideología” porque no se trata de ser de izquierdas o de derechas sino de ser demócratas. En su opinión, había que elegir entre “más democracia o más manipulación” y entre “más transparencia o más corrupción”. El parlamentario acusó al PP de buscar el control de RTVV para poder “hacer las cosas con la luz apagada”, en alusión a los escándalos que afectan a numerosos cargos públicos y a la censura de informaciones en Canal 9, y dijo que la ley propiciará un ERE para despedir a “trabajadores que podrían hacer una buena televisión”.

La norma “debería unir a los partidos”, señala el portavoz socialista

Marga Sanz, de Esquerra Unida del País Valencià, acusó al PP de querer dejar fuera del consejo de RTVV a “una parte de la Cámara” que representa a un sector de la ciudadanía, en referencia a los grupos minoritarios, dado que se reduce el número de consejeros. El argumento de que se trata de hacer menos costoso el funcionamiento no fue aceptado por Sanz, que aseguró: “La democracia no se ajusta, se ejerce”.

La introducción de un mecanismo que permite al PP elegir por mayoría absoluta al director general y los miembros del consejo, si no hay consenso para su elección en primera vuelta por dos quintos de los votos de las Cortes, convirtió en irreconciliables las posturas del partido mayoritario y de la oposición.

Las alusiones a los casos de corrupción que ha protagonizado RTVV y a la manipulación informativa de Canal 9 centraron también la intervención de Enric Morera, de Compromís, que acusó al PP de haber “saqueado nuestra televisión valenciana” y advirtió de que su grupo estará vigilante en el seguimiento y pedirá investigar las externalizaciones que se realicen a favor de empresas productoras próximas a los populares. “No serán los ciudadanos los que paguen para que se beneficien los 'amiguitos del alma”, añadió Morera, a quien Alicia de Miguel atribuyó relaciones, a través de “personas cercanas”, con una empresa productora que habría buscado “atajos” para llegar con sus proyectos al director general de RTVV. Morera negó tajantemente tener “ninguna vinculación” y emplazó a De Miguel a concretar sus acusaciones. La diputada del PP no lo hizo y se limitó a responder que el portavoz de Compromís ya sabe a qué se refiere

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50