_
_
_
_

¿A 85 o a 130 kilómetros por hora?

Los peritos discrepan sobre las causas de un accidente mortal en la M-607 La madre del fallecido reclama a la Comunidad por el mal estado y mala señalización de la vía

F. Javier Barroso

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Esther Rincón, en la curva mortal de la M-607.
Esther Rincón, en la curva mortal de la M-607. CLAUDIO ÁLVAREZ

Dos peritos y dos versiones completamente distintas del accidente en el que murió Juan Calleja, de 22 años, en octubre de 2008. Detrás está la llamada curva de la muerte de la carretera de Colmenar (M-607), donde la madre del fallecido grabó en febrero de 2010 el vídeo de un accidente similar al que costó la vida a su hijo. Ahora, cerrado el proceso en la vía penal, la mujer, Esther Rincón, pide que la Comunidad de Madrid asuma su responsabilidad patrimonial por el mal estado en que estaba la vía y la escasa señalización que avisaba del peligroso tramo del kilómetro 28,800.

Los peritos han estado declarando sobre sendos informes durante más de dos horas en la sede del Juzgado Contencioso-Administrativo de la calle de Génova. El primer especialista, que redactó su informe a petición de la madre y del abogado de esta Aitor Canales Santander, ha explicado que el firme de la carretera estaba "pulimentado, usado y mal conservado", por lo que la adherencia del mismo era muy baja. A eso se unió que la mañana en la que falleció Juan Calleja había llovido de forma abundante y que el asfalto no pudo evacuar todo el agua caída.

Más información
La 'madre coraje' de la M-607
Tres accidentes en siete días
La fiscalía abre diligencias por la mala conservación de la carretera de Colmenar
La M-607 pierde su tramo más mortal
La M-607 a examen

Como el accidente se produjo en seis acciones consecutivas, el perito reconstruyó el accidente desde el estado en que quedó el vehículo y en el minucioso atestado redactado por los especialistas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Tras someter sus cálculos a un índice corrector, determinó que el conductor fallecido circulaba a una velocidad de 85 kilómetros por hora. En aquel entonces, la velocidad máxima permitida estaba fijada en 100 kilómetros por hora. "Es imposible que fuera a más velocidad, ya que, si hubiera corrido más, habría salido por el lado contrario al que lo hizo", ha destacado el primer perito.

El otro especialista, contratado por la compañía de seguros contratada por la Comunidad de Madrid, ha mantenido una tesis completamente distinta a su colega. Ha mantenido que el Volkswagen Polo que conducía Calleja llegó a la entrada de la curva a 130 kilómetros por hora. El perito ha asegurado que las ruedas del vehículo tenían "un dibujo regular" y que la vía estaba perfecta y sin agua. "Llovió menos de cinco litros por metro cuadrado en las últimas horas y esa cantidad es irrelevante en una carretera. Solo se daría en una vía horizontal, plana y que embalsara el agua", ha destacado este ingeniero. También ha asegurado que el peralte de la curva (considerado prácticamente nulo por especialistas) también habría ayudado a evitar el accidente.

El caso ha quedado pendiente de que las tres partes implicadas (la demandante Esther Rincón, el Gobierno regional y la aseguradora) redacten sus informes finales y la magistrada dicte sentencia. Meses después del vídeo de denuncia de la madre de Calleja, la Comunidad de Madrid arregló la curva y redujo la velocidad en ese tramo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_