Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Feijóo no es el culpable, pero debe buscar soluciones”

Los afectados descartan la alternativa del arbitraje que les propone la Xunta

La desesperación que invade a miles de ahorradores que no ven claro que puedan llegar a recuperar su dinero les lleva a tomar medidas como la protesta en las calles de Santiago que realizaron ayer los inversores en participaciones preferentes, que hoy volverán a manifestarse frente a las oficinas de Novagalicia Banco en Pontevedra. José Ramón Santomé, portavoz de la plataforma de afectados de O Morrazo, explicó ayer que la razón que les llevó a reclamar una entrevista con Feijóo es explicarle directamente los problemas que sufren y pedirle que busque alguna solución. “No decimos que él sea el culpable, pero tiene que mediar en este asunto. Debería reunirse con Rajoy y hablar de esto. Feijóo hablaba mucho de la fusión de las cajas pero ahora no lo hace de uno de los mayores robos de la historia”, señala.

El portavoz explica que van a seguir movilizándose hasta que alguien les ofrezca alguna solución convincente. Hace dos semanas, después de los incidentes que se produjeron en Santiago, una representación de los afectados se reunió con el consejero delegado de Novagalicia Banco, César González-Bueno. “Nos pidió que esperemos hasta junio para poder ofrecernos una solución pero llevan mareándonos desde hace meses y no confiamos en ellos. Tampoco nos parece buena solución la del arbitraje que ofreció la Xunta. Tenemos un abogado que nos asesora y por el momento estamos recopilando información. El problema es que la propia entidad no nos facilita la documentación que solicitamos”, indica Santomé, quien invirtió 20.000 euros en participaciones preferentes de Caixanova en 2009 y, como tantos otros, trata de recuperar su dinero.

Mayores de 60 años

La mayor parte de los que se reunieron ayer frente a la sede del Parlamento son personas que superan los 60 años y que confiaron en directores de sucursales de las antiguas Caixanova y Caixa Galicia la mayor parte de sus ahorros. Durante la protesta, este diario pudo hablar con un grupo de manifestantes que se identificaron como Américo, Feliciano y José María, todos ellos de O Rosal, quienes explicaron que a todos les vendieron participaciones preferentes de Caixanova que les ofrecieron como depósitos.

Cuando trataron de recuperar sus ahorros se encontraron con que no podían hacerlo. “Vamos a seguir peleando hasta que nos hagan caso”, señala Américo. A pesar de la avanzada edad de muchos de ellos, los manifestantes aguantaron más de hora y media bajo la lluvia frente a la sede del Parlamento.