Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La idea de formar un Gobierno de coalición con el PSOE avanza en IU

La federación analiza las negociaciones el viernes en una reunión del Consejo Andaluz

Valderas, con representantes de la COAG.
Valderas, con representantes de la COAG.

La idea de formar un Gobierno de coalición con el PSOE en la Junta avanza en Izquierda Unida. Si en un principio, buena parte de la organización contemplaba con reticencias esta hipótesis, a medida progresan las negociaciones entre las dos formaciones el rechazo se va diluyendo. Según varios dirigentes consultados, cada vez se ve con más claridad que —con la máxima de no dejar pasar nunca al PP de Javier Arenas— la implicación de IU en las políticas que desarrolle el próximo Ejecutivo es ineludible. “Cuando termine la legislatura, el electorado nos va pedir cuentas igual, hayamos estado dentro o fuera, porque en cualquier caso habremos sido partícipes”, sostuvo uno de ellos.

 No obstante, el debate aún no se ha abierto en estos términos en el seno de la federación, que el viernes analiza en el Consejo Andaluz (el máximo órgano entre asambleas) la marcha de las conversaciones. El coordinador, Diego Valderas, llamó el miércoles a la calma a la parte socialista, después de que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, avisara de que no aceptaría un mero apoyo para su investidura. “Las prisas son malas consejeras en los acuerdos solventes”, dijo y no quiso concretar calendario alguno.

Fuentes de IU precisaron, sin embargo, que el pacto no estará listo antes del 19 de abril, el día de la constitución de la nueva Cámara autónoma. A partir de esta fecha, se convocará el referéndum preceptivo para que la militancia vise el acuerdo de gobierno, si se llega a tal posibilidad, y luego se atarán los últimos flecos.

Los citados dirigentes coincidieron en que en estos momentos no hay diferencias internas respecto a la alianza con el PSOE, salvo el sector de la CUT que se reunió el Jueves Santo en la localidad sevillana de Paradas, y se opuso a todo tipo de pacto. “La mayoría del PCA y de IU está en la línea de la estabilidad de los cuatro años de legislatura, y sobre todo, en que no se producirá ningún drama en asumir la decisión que se adopte”, aseguró un miembro de IU.

La federación está en la fase de explorar los límites del PSOE y conocer el ámbito en el que se tienen que desenvolver las políticas. “Tememos que el PSOE se crea que está todo hecho e intente marcarnos los plazos, los tiempos son los tiempos”, añadió esta misma fuente, quien insistió en que necesitan saber “cuáles son los números y en qué órbita se va a mover el Presupuesto”.

Los dirigentes más proclives a alcanzar una coalición de gobierno argumentan que el pacto de legislatura sería muy complicado. “Si partimos de la base de que no podremos abstenernos en nada porque el PP tiene la mayoría simple [50 escaños, frente a 47 de IU y 12 de IU ]e impondría sus iniciativas, no tiene sentido intentar mantener la pureza y mirar de reojo”, señalan. Además, está la nada desdeñable cuestión de los medios: “Habría que opinar y dar el visto bueno a cada una de las políticas que se hagan en todas las consejerías, lo que exigiría un despliegue enorme con el único soporte físico y humano del grupo parlamentario”.

Otra de las reflexiones que surgen estos días es que IU puede conservar su independencia y distinguirse del PSOE aunque forme parte del Gobierno. “Hay fórmulas para dejar clara cuál es nuestra posición, y así lo hemos hecho cuando ha habido pactos en los ayuntamientos”, señala un veterano dirigente, quien alerta también de la presión que recibirá la Junta, el “único oasis de izquierda no solo en España, sino también en Europa”.

En la tesis del Ejecutivo de coalición está influyendo igualmente las peticiones de los sindicatos y numerosos colectivos.