Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos contra la mayoría de Arenas

PSOE, IU, PA, UPyD y sindicatos piden el voto útil para evitar que el PP arrase el 25-M

Antonio Sanz alerta sobre una "pinza de los sillones, de los perdedores"

Alfredo Pérez Rubalcaba y Javier Arenas, ayer en Cádiz.
Alfredo Pérez Rubalcaba y Javier Arenas, ayer en Cádiz. AFP

Todos contra la mayoría absoluta del PP de Javier Arenas: el PSOE de José Antonio Griñán, la Izquierda Unida de Diego Valderas, los andalucistas de Pilar González y el partido de Rosa Díez, que se llama UPyD. También UGT y Comisiones Obreras están partiéndose el cobre por “incentivar el voto en contra de los que recortan derechos”, como dicen los líderes sindicales Manuel Pastrana y Francisco Carbonero en su gira por toda Andalucía con un doble objetivo: apoyar a la izquierda política e intentar que la huelga general del día 29 sea un éxito.

Hasta Mariano Rajoy da por hecho el triunfo de su partido con mayoría absoluta como dejó bien claro el domingo pasado en Cádiz al felicitar “por anticipado” a Arenas. Pero el candidato popular debe tener un pellizco en el estómago considerable, como el de un cofrade sevillano ante un Domingo de Ramos, y parecido al que tuvo en las elecciones de 1996, cuando también los sondeos pronosticaron su triunfo y erraron. No parece el caso ahora porque tan solo le basta crecer un diputado en cada una de las ocho provincias para ser presidente de la Junta. “Vamos a ganar las elecciones bien”, les dijo Arenas en Marbella a los interventores de su partido.

No obstante, conviene prestarle atención al número dos del PP y secretario general, Antonio Sanz, ese hombre que “vale por cien”, “por diez” o “por ocho”, dice Arenas según el día.

Los segundos de los primeros son indispensables no solo por su disponibilidad, sino porque suelen decir aquello que el jefe piensa pero no debe decir. Sanz alertó ayer sobre la coalición de socialistas y comunistas si el PP no gana, un mensaje dirigido a amarrar aún más a su fiel electorado. “Si no tenemos la mayoría suficiente para gobernar vendrá la pinza de los sillones, la de los perdedores”, escribió ayer en su cuenta de Twitter.

Un pacto con IU no es ni la mejor ni la peor solución, sino una de las soluciones

José Antonio Griñán

Los socialistas perciben que sus rivales se “están emborrachando” de encuestas como afirmó ayer la responsable electoral del PSOE y secretaria de Organización, Susana Díaz, cuya campaña tiene una difusión por parte del PSOE similar a la del candidato Griñán. A cinco días para las votaciones, el PSOE pone el acento en la necesidad de frenar a la derecha. “Vota para pararles”, afirman en un vídeo difundido ayer en que cinco voces en off alertan: “En Madrid ya solo podemos manifestarnos. En Cataluña ya solo podemos salir a la calle. En Galicia ya solo podemos levantar la voz. En Valencia ya solo podemos protestar. En Castilla-La Mancha ya solo podemos indignarnos”. Y se pide el apoyo para “parar” al PP.

Griñán y Arenas hicieron ayer un paréntesis matinal en sus agendas para asistir a los actos conmemorativos del 200 aniversario de la Constitución de 1812. Coincidieron en Cádiz pero no hubo constancia fotográfica de que se saludaran. Sí lo hicieron el candidato popular y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien Griñán ha evitado el roce en toda la campaña. Solo estarán juntos el viernes, en los mítines de cierre de Córdoba y Sevilla.

Griñán en Onda Cero mantuvo sus expectativas de remontar las encuestas, aunque preguntado sobre un posible pacto con IU aseguró que no sería “ni la mejor ni la peor solución, sino una de las soluciones”. El PSOE confía en sus propias encuestas que les dicen que están a unos 6,5 puntos del PP. La participación será clave a la hora de determinar hacia qué partido caen los restos.

“La matemática parlamentaria hace milagros”, replicó el aspirante de IU, Diego Valderas al candidato socialista. IU quiere recoger todo el voto desencantado del PSOE y evitar que Javier Arenas se siente en el Palacio de San Telmo. Valderas lleva toda la campaña pidiendo la “derrota” de la mayoría absoluta, el “peor escenario que se podría dar” según opinó ayer. El líder de IU ya ha despejado que no reeditará una pinza con el PP, como en Extremadura o la que él mismo protagonizó en la cuarta legislatura andaluza con Arenas contra el PSOE.

La movilización contra el PP es también el mensaje que la candidata del Partido Andalucista, Pilar González, está enarbolando. “Somos el voto útil que evitaría una mayoría absoluta del PP. Si votas PA, le arrebatamos los escaños al PP”, afirmó en las redes sociales.

Hasta UPyD, en caso de sacar representación, confía en que Arenas no logre el escaño 55. Lo dejarían gobernar, pero condicionando sus políticas, dicen.