Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los misterios de ‘Grooming’

José Luis Gómez lleva la obra de Paco Bezerra al Teatro Central de Sevilla

Antonio de la Torre y Nausicaa Bonnín, en un momento de 'Grooming'. Ampliar foto
Antonio de la Torre y Nausicaa Bonnín, en un momento de 'Grooming'.

José Luis Gómez es un enamorado de la palabra, no en vano es miembro de la Real Academia Española de la Lengua, así que su descubrimiento de un nuevo dramaturgo, almeriense y de 33 años para más señas, le supuso una inmensa felicidad que todavía saborea. Gómez, actor, director de escena y alma del Teatro La Abadía de Madrid, leyó en 2010 tres textos de Paco Bezerra y experimentó "una cura de rejuvenecimiento", en sus propias palabras, cuando descubrió Grooming, la última de las obras de Bezerra, quien recibió el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2009 por Dentro de la tierra.

 Grooming, término que significa coacción y acoso a menores a través de Internet, abre su gira española, tras el estreno en La Abadía, en el Teatro Central de Sevilla. La obra, protagonizada por el malagueño Antonio de la Torre y la catalana Nausicaa Bonnín, podrá verse el viernes y el sábado en el escenario sevillano.

"El texto emite unas vibraciones muy misteriosas. Es una escritura que demanda una respuesta específica. Lo que más me conmueve de esta historia no es que sea real, sino la inmensa soledad en la que viven estas dos criaturas y que las hace caer en la abyección. No hay una víctima y un verdugo; sino que ambos son víctimas, están muy dolidos, y las parafilias son las supuraciones de esas heridas", afirmó el jueves José Luis Gómez, uno de los nombres más sólidos de la escena española y director de Grooming.

Gómez, encantado con la capacidad de Bezerra para "oler el lenguaje cotidiano y trufarlo de intensidad, humor y profundidad", resaltó ayer la importancia del texto en el teatro. "Nosotros, actores y directores, somos intermediarios de las palabras del autor y mientras más descartemos cualquier pretensión de autoría, mejor. Aunque reconozco que es difícil porque cuando uno esta en la luz se cree que es la luz", confesó el maestro de muchas generaciones de actores.

Antonio de la Torre protagoniza el montaje que trata el tema del acoso por Internet

"La obra nació a partir de la lectura de una información en prensa de un hombre que se hizo pasar por una adolescente para ver cuánto tiempo tardaban en responderle otros hombres que también ocultaban su identidad. Tardé tres años en escribir 45 páginas, es un trabajo de síntesis en el que intento hacer preguntas sin dar respuestas. Se trata de que el público reflexione, en el teatro no somos políticos que venimos a dar soluciones", comentó Bezerra, para quien Grooming su primera que sube a escena. "Es una obra que te atrapa desde el comienzo, un viaje muy potente emocionalmente. Es un texto que parece sacado de la calle en el que las palabras de mi personaje las siento mías", dijo Antonio de la Torre.

Manuel Llanes, director del Central, es uno de esos pupilos de José Luis Gómez, aunque como programador. "Lo conozco desde hace 40 años, cuando a principio de los 70 programé en Granada dos de sus producciones, y desde entonces no he dejado de aprender de él. Es un hombre que viaja con la palabra como equipaje", afirmó Llanes, quien destacó que con Grooming ha reunido en el Central a tres premios nacionales: Bezerra, Gómez (1988) y Juan Gómez-Cornejo, autor del diseño de la iluminación, quien el año pasado recibió el Premio Nacional de Teatro, el primero que se le concedía a un técnico. "Mi pasión y mi oficio es la luz y solo en dos momentos de mi vida la he abandonado para hacer otra cosa: para hacer este teatro y también para poner en marcha La Abadía. Ahora me da mucha alegría comprobar que por el Central pasan mejor los años que por mi", apuntó Gómez-Cornejo, quien realizó todo el diseño técnico del Central que el mes próximo cumple 20 años.