Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra ignora la provocación de Blasco sobre su liderazgo

El portavoz del PP en las Cortes subraya que “nadie" cuestiona al presidente del Consell

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, optó este martes por ignorar la provocación del portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, que el día anterior aseguró que no descartaba la presencia de un candidato alternativo en el congreso regional de PP que tendrá lugar el próximo mes de mayo.

“Desde luego, no hizo más que expresar una posibilidad que reflejan los estatutos” del PP, señaló el también presidente regional del partido, que no quiso alimentar el debate sobre la hipótesis de que se presente una candidatura alternativa a la suya. Fabra evitó atizar el fuego. Y ante las insistentes preguntas de los medios informativos, se limitó a asegurar: “Ahí no voy a entrar, lógicamente. Yo veo en el proyecto del PP un proyecto muy sólido”.

Alberto Fabra insistió en que “el PP es un partido de gente muy responsable, muy seria y que sabe estar a la altura de las circunstancias”.

Sobre Rafael Blasco, el jefe del Consell se limitó a señalar que, “como portavoz, es una persona que está defendiendo los intereses del grupo y del partido a todos los niveles”.

A la vista de la repercusión de sus declaraciones el pasado lunes en Ràdio 9 —en las que afirmó “ni pienso ni descarto” la posibilidad de que haya un candidato alternativo a Fabra—, el propio Blasco rebobinó.

“El apoyo hay que dárselo al presidente de la Generalitat, lo lógico es que sea también el presidente del partido como sucede habitualmente”, dijo el portavoz del PP en las Cortes Valencianas. E insistió: “Nadie cuestiona en estos momentos el liderazgo de Fabra y nadie lo ha cuestionado”.

Pese a ello, Blasco intentó justificar su manifestación sobre una posible alternativa a Fabra. “Nadie cuestiona que cualquiera pueda aprovechar un congreso, como está sucediendo en otras formaciones políticas, para poder presentarse si lo estima oportuno”.

Y prosiguió: “Nadie con un mínimo sentido común y de sentido democrático puede poner esto en tela de juicio”. “En este sentido”, continuó, “están los 138.000 afiliados del PP, igual que los veintitantos mil que pueda tener el Partido Socialista, que pueden aprovechar los congresos para poder hacer cada uno lo que estime oportuno”.

A pesar de ello, el portavoz del PP negó que el próximo congreso regional vaya a ser en clave interna, sino en clave externa pensando en los intereses de los valencianos.