Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regalos para los sentidos

Está en racha y disfruta su Goya a la mejor actriz por ‘La piel que habito’, de Pedro Almodóvar

Un paseo, un buen jamón o el Sorolla forman parte de su ruta por Madrid

Elena Anaya fotografiada en el taller de su hermana, un lugar donde encuentra paz y energía. Ampliar foto
Elena Anaya fotografiada en el taller de su hermana, un lugar donde encuentra paz y energía.

1. Cines de la plaza de los Cubos. En un espacio muy reducido tienes opciones de ver muchas películas y las extranjeras en versión original que para mí es imprescindible. Me encantaría ir más porque me provoca mucha felicidad el cine y me relaja. Ese ritual del silencio, la luz apagada… me hace sentir como si el mundo se parara.

2. Jamonería López Pascual. Tiene el jamón más rico de Madrid, y Alberto, su propietario, ahora lo abre más tiempo para poder tomarse algo antes de ir al teatro, un vino, embutido… todo exquisito, de calidad suprema. Lugar pequeñito, pero fantástico. (Corredera Baja de San Pablo, 13).

3. Taquería Mi Ciudad. (Fuentes, 11). Empezó con otro local en una calle paralela, pero era muy pequeño y este es más grande. Tiene los tacos más ricos de Madrid, se cena muy bien y económico, es como una taquería auténtica de México. Y las cervezas de importación son muy ricas.

4. La Casa de Campo. Una zona que de repente estás fuera de Madrid. Tiene auténticos bosques y espacios amplios para sentarse a leer. Voy cuando puedo, muchas veces con mi hermana. La última vez hace dos semanas. Sales del centro, que por otra parte me apasiona, pero donde a veces me siento invadida con sus poluciones, sus ruidos, obras y la suciedad.

5. Asador Julián de Tolosa. Superrico, no es muy económico, es más bien para darse un homenaje porque se come el mejor chuletón con pimientos de Madrid. Son productos autóctonos y donde saben muy bien lo que hacen, el punto exacto de la plancha. (Cava Baja, 12).

Madrid o Hollywood

Elena Anaya (Palencia, 1975) llegó a Madrid con 19 años para estudiar interpretación. Y ya se quedó. Debutó con Familia. Lucía y el sexo le dio la fama y ha participado en alguna superproducción de Hollywood. Ahora está leyendo varios proyectos.

6. Taller de mi hermana. Está en Malasaña (www.marinaanaya.com), me inspira y me genera mucha paz, a la vez que energía. Se hacen las tres artes, pintura, grabado y escultura, y siempre hay algo en marcha. Me gusta ver cómo crece un cuadro, con sus personajes que al principio son manchas y luego personas con su carácter. Es arte lleno de vida y optimista, que habla mucho de ella.

7. Museo Sorolla. Es un regalo para los sentidos. Era la casa del pintor y tiene colecciones muy interesantes, pero lo mejor es que es un sitio único de Madrid, que no está atestado de gente ni colas para entrar. Es uno de los lugares que más me seducen, basta con entrar y quedarse un rato en el jardín. (Martínez Campos, 37).

8. Lolita’s Closet. Es una tienda vintage que lleva poco tiempo (San Joaquín, 7). He ido unas tres veces y me he comprado un jersey. No conozco a sus dueñas, pero cada vez que voy me parece un sitio muy interesante con buenos diseños a buen precio. Si hablamos de moda, también me gusta Isabel Marant. (Callejón de Jorge Juan, 12).

9. Jardín Botánico. Es un lugar que te permite hacer muchas cosas, dar un paseo, disfrutar de la primavera… Estás en el centro y te puedes escapar ahí y respirar un poco. Mi madre, que conoce todas las plantas, desde que vine a Madrid me dijo que tenía que ir a ese lugar que es una joya.

10. Taberna La Mina (Ave María, 28). Es una taberna canalla, de barrio, típico, con camareros de toda la vida de Madrid, simpatiquísimos, que no hay en otro lugar del mundo. Y las gambas a la plancha son exquisitas y a precios populares. Lo mejor, la terraza que suele estar atestada, pero es fantástica.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram