Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ciclistas piden respetar la distancia de seguridad para evitar accidentes

La reivindicación se produce un día después de que un turismo atropellara a cuatro ciclistas en la C-13, en Vallfogona de Balaguer (Noguera), y causara la muerte de dos de ellos

Varios agentes inspeccionan los restos del accidente de Vallfogona.
Varios agentes inspeccionan los restos del accidente de Vallfogona.

La Coordinadora Catalana de Usuarios de la Bicicleta (CCUB), formada por una decena de entidades ciclistas y conservacionistas de Catalunya, quiere que se ponga fin a la sangría de ciclistas muertos en la carretera. Por ello ha vuelto a pedir que se respete la distancia lateral de seguridad en los adelantamientos y que se ponga en marcha una nueva campaña institucional para “reeducar” a los conductores de turismos sobre como se debe adelantar a los ciclistas.

La reivindicación de los usuarios de la bicicleta se produce después de que un turismo, conducido por un joven de 19 años y con menos de un año de experiencia al volante, atropellara a cuatro ciclistas en la C-13, en Vallfogona de Balaguer (Noguera), y causara la muerte en el acto a dos de ellos, mientras que otro compañero del grupo resultó herido grave y otro leve.

Albert García, portavoz de esta entidad, afirma que el reglamento general de circulación es claro cuando señala que los ciclistas pueden circular por las carreteras en grupo, tanto en fila india como en paralelo, y que en los adelantamientos los conductores de vehículo a motor tienen la obligación de dejar una distancia mínima de 1,5 metros, reducir la velocidad y ocupar parte o todo del carril contrario, del mismo modo que se hace para avanzar a otro vehículo de cuatro ruedas. No hacerlo, añade, pone en peligro la integridad física de los ciclistas y es la causa “de muchas lesiones y muertos en la carretera”.

García lamenta que los responsables de tráfico no hagan cumplir con rigor la normativa, como lo prueba el bajo número de denuncias que se hacen por esta infracción grave que comporta la pérdida de cuatro puntos del carné de conducir. “Si se respetara la distancia, no se producirían este tipo de accidentes”, añade.

La entidad reclama a las autoridades que se coloque carteles informativos recordando la obligación de mantener la distancia de seguridad en todas las carreteras donde sea habitual el paso de ciclistas, en las entradas y salidas de las poblaciones, en las proximidades de los polígonos industriales y en las vías de montaña.

Las entidades se quejan de que Tráfico no hace cumplir con rigor la normativa, como lo prueba el bajo número de denuncias

La ciudad de Balaguer, de donde eran naturales los dos ciclistas fallecidos, Pere Pedrosa y Joan Alcázar, de 35 y 40 años, respectivamente, está todavía consternada por el trágico suceso. Las banderas del ayuntamiento ondearon ayer a media asta en señal de duelo y se espera una masiva afluencia en el funeral conjunto que se celebrará a las 16.30 horas de hoy en la iglesia del Sagrad Cor de Balaguer.

De los dos ciclistas que resultaron heridos en el mismo accidente, sólo Pere B., de 40 años, continúa ingresado en grave estado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Arnau de Vilanova de Lleida con diversas fracturas, aunque su vida no corre peligro. El cuarto, Joan D., de 37 años, fue dado de alta ayer.

Los cuatro ciclistas estaban federados y dos formaban parte del club Radical Intersport y los otros dos del Club Ciclista Balaguer, aunque habitualmente salían juntos a correr. En sus clubs nadie se explica cómo se pudo producir el atropello en una larga recta con gran visibilidad y con velocidad limitada a 80 kilómetros por hora. “Hay que estar ciego para no ver a cuatro ciclistas”, opina asegura Sisco Ricard, presidente de Radical Intersport.

Ricard explica que eran ciclistas muy experimentados, que iban correctamente en el momento de ser embestidos, dos delante y dos detrás por la parte exterior de la calzada, y que se estaban preparando con mucha ilusión para volver a competir en la próxima edición de la Quebrantahuesos, una prueba cicloturística de gran dureza que se celebrará el próximo 23 de junio en Sabiñánigo. “Hacían más kilómetros con la bici que el coche, pero en este caso ser experimentados no les ha servido para nada”, se lamentó Ricard.

Por su parte, el Servei Català de Trànsit (SCT) también pide prudencia a los conductores y les insta a respectar a los ciclistas, uno de los colectivos “más vulnerables” en la carretera. Asimismo, recuerda la importancia de respetar las normas de circulación y la necesidad de lograr un espacio de convivencia en la vía pública sin olvidad que ciclistas, viandantes y motoristas son siempre la parte más débil en el asfalto.