El PSC rectifica tras acusar de juego sucio a la candidatura de Rubalcaba

El diputado Zaragoza había dicho que se incumplieron las “buenas maneras” en la votación

Nuria Marín, alcaldesa de LHospitalet, el diputado Dani Fermández y Pere Navarro, primer secretario, en un momento de la ejecutiva del PSC.
Nuria Marín, alcaldesa de LHospitalet, el diputado Dani Fermández y Pere Navarro, primer secretario, en un momento de la ejecutiva del PSC.CARLES RIBAS

Apenas 36 horas después del congreso del PSOE que eligió a Alfredo Pérez Rubalcaba nuevo secretario general, los dirigentes del PSC  reprocharon ayer por la mañana a la candidatura ganadora que no hubiera jugado limpio. “Hubo algunos comportamientos personales que pasaban de las buenas a las malas maneras” en el proceso de votación, declaró a la emisora RAC-1 José Zaragoza, diputado en el Congreso y uno de los dos representantes del PSC que ha entrado en la nueva ejecutiva del PSOE. Sin embargo, al salir de la primera reunión que celebraba ese órgano de dirección, Zaragoza rectificó sus críticas y dijo que no había querido expresar ningún malestar, que se sentía "plenamente integrado" en la nueva ejecutiva. Los miembros del PSC son "son gente muy positiva" y "lo positivo es sumar y no mirar atrás", añadió Zaragoza.

En sus declaraciones radiofónicas, Zaragoza había puesto como ejemplo de sus críticas a la candidatura de Rubalcaba las declaraciones del expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en las que de dijo que Carme Chacón era “como Zapatero pero con faldas”. “Son declaraciones fuera de tono de personas que no han mantenido el respeto adecuado, trampas en las que no debemos caer”, había dicho Zaragoza.

Pero más allá de las declaraciones de Zaragoza, los socialistas catalanes, que apoyaron en bloque a la exministra de Defensa, denuncian también en privado las presiones soterradas a los delegados socialistas para que cambiaran su voto favorable a Chacón. En concreto, las llamadas telefónicas que se produjeron la noche del viernes, la vigilia de la decisiva votación, que supuestamente realizaron Felipe González y Alfonso Guerra.

Otros delegados del PSC también denuncian en privado que durante las colas que se formaron para votar al secretario general, los partidarios de Rubalcaba conversaron con los delegados que esperaban pasar por la urna para asegurarse el apoyo a su candidato. El PSC considera también que el peso que ejercen algunos dirigentes históricos del partido fue determinante, porque se alinearon con Rubalcaba y no con Chacón.

El PSC considera que el peso de  dirigentes históricos del partido fue determinante, porque se alinearon con Rubalcaba y no con Chacón

Por su parte, el secretario de acción política del PSC y alcalde de Cornellà de Llobregat, Antonio Balmón, también denunció fuertes presiones a Chacón en el congreso de Sevilla y admitió que no se identifica con la nueva ejecutiva del PSOE.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Zaragoza también había negado en la entrevista que la nueva dirección del PSC sea integradora, pero después de finalizar la reunión de la ejecutiva aseguró que se sentía "plenamente integrado", al igual que la también diputada del PSC Esperança Esteve. Por lo demás, Zaragoza considera que la carrera política de Chacón sigue intacta pese al resultado del congreso. "Antes todo el mundo pensaba que no tendría nada que hacer" ante Rubalcaba, recordó Zaragoza. Los socialistas catalanes consideran que las aspiraciones de la exministra siguen intactas al haber logrado un apoyo del 48,84% de los delegados. Este resultado, según el PSC, legitima a Chacón para presentarse a las primarias que elegirán el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno en las elecciones de 2014. “Tiene más futuro político que nunca", resaltó ayer Zaragoza.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS