Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNICIPAL

Alicante autoriza el tercer retraso en las obras del colegio San Roque

El contratista de la obra solicita por tercera vez en 12 meses la ampliación del plazo de ejecución de las obras

La construcción del centro se inició con siete años de retraso

El colegio público de San Roque, en el centro de Alicante, acumula retrasos. El centro público, cuya construcción se inició a principios del año pasado tras siete años de retrasos, volverá a sufrir otra ampliación de plazo. La empresa contratista de la obra,  Ortiz Construcciones y Proyectos, ha solicitado al Ayuntamiento de Alicante una nueva ampliación del plazo de ejecución de las obras hasta el próximo 31 de junio. El equipo de gobierno ha autorizado este nuevo plazo, según ha explicado hoy la portavoz, Marta García Romeu. La también edil de Urbanismo ha atribuido a motivos técnicos este nuevo retraso.

 El contrato de construcción de este centro escolar se adjudicó provisionalmente el 28 de junio de 2010 por algo más de 2,4 millones de euros (IVA no incluido). La decisión fue definitiva a partir del 19 de julio de ese año con un plazo de conclusión de 12 meses. La obra, por tanto, tenía que haber concluido en julio de 2011. Pero en febrero del año pasado el equipo de gobierno autorizó la primera ampliación del plazo de ejecución de las obras, que financia el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en Municipios de la Comunitat Valenciana. En noviembre, la junta de gobierno autorizó una segunda ampliación del plazo para terminar las obras, en este caso hasta el 31 de enero de 2012 (mañana). Y esta mañana se ha autorizado la citada tercera demora en la finalización de las obras de este reclamado centro de enseñanza que se construirá en la ladera del castillo de Santa Bárbara.

Las obras tenían que estar concluidas en julio del año pasado

La construcción de este centro tampoco ha estado exenta de sorpresas. Durante las obras de excavación, se encontraron los restos de una pequeña capilla cristiana de más de mil años de antigüedad que llevó a modificar el proyecto para salvar el hallazgo.

Tras conocerse la noticia, el grupo municipal Esquerra Unida ha denunciado el impago de casi un millón de euros a la adjudicataria del nuevo colegio San Roque. La formación vincula el retraso de las obras con los impagos del Consell y ha exigido a Sonia Castedo que "gestione de forma urgente el pago de la deuda con la empresa adjudicataria".