La Xunta niega que vaya a financiar el gran geriátrico

El Gobierno gallego sostiene que su apoyo es solo político El alcalde de Guitiriz afirma que le han prohibido hablar

Apoyo político pero no económico. Esa es la implicación que reconoce el Gobierno gallego en el macrogeriátrico que una pequeña promotora inmobiliaria de Alcalá de Henares quiere construir en Guitiriz recalificando 173 hectáreas de terrenos forestales comunales. Un proyecto privado que las Administraciones llevan seis meses tramitando con absoluta discreción, tanta que el alcalde de Guitiriz, Xosé María Teixido (PP), rechaza valorarlo: “Me tienen vetado hablar”, argumenta.

La documentación que describe el complejo que Avance Arquitectónico quiere ejecutar, con capacidad para 1.100 ancianos, está a exposición pública hasta el 13 de febrero. En ella la promotora indica que “participarán inversores particulares y empresas dedicadas a la financiación de este tipo de proyectos” y también prevé una “financiación institucional: la empresa está gestionando una serie de préstamos y subvenciones a través de instituciones dependientes de la Xunta”.

Pero el Gobierno gallego se desmarcó ayer de esa afirmación asegurando que no hay ningún tipo de compromiso económico con la empresa e incluso que no consta que esta haya solicitado participar en ninguna de las líneas de ayudas públicas actualmente en curso. La Consellería de Traballo e Benestar se habría limitado a recibir a los promotores del proyecto cuando estos solicitaron un encuentro para exponerlo. Se escuchó su propuesta pero en ningún momento se comprometieron fondos, asegura la Xunta.

El complejo comenzó su andadura oficial mes y medio después de que llegase a la el PP alcaldía

A falta de apoyo económico, lo que sí está facilitando el Gobierno gallego es el impulso político, a través de la Consellería de Medio Ambiente y del propio Consello de la Xunta, que fue el que el pasado 4 de agosto aprobó, sin que entonces se hiciese pública, la clasificación del proyecto como de incidencia supramunicipal, lo que facilita la recalificación de los terrenos forestales en los que se levantará. Ese apoyo lo admite la Xunta en una respuesta parlamentaria en la que reconoce su “colaboración en su impulso y tramitación”.

El complejo comenzó su andadura oficial el pasado verano, apenas un mes y medio después de que llegase a la alcaldía de Guitiriz el PP, con Xosé María Teixido al frente. El regidor mostraba ayer su sorpresa por el hecho de que se haya desvelado el proyecto, pese a que distintos documentos del mismo ya se han expuesto para alegaciones hasta en dos ocasiones, incluso en la propia casa consistorial. Teixido rechazó valorar el alcance del complejo y su gestión argumentando que la empresa le pidió discreción: “Me tienen vetado hablar”. Según dijo, la intención es presentarlo públicamente “más adelante”, cuando la tramitación esté más avanzada.

Pero tampoco la oposición municipal socialista, que ocupó el gobierno local hasta junio, se esforzó por que se conociese la envergadura de la recalificación urbanística. Varias fuentes de la dirección autonómica del PSdeG admiten que la agrupación local aún no les había informado de él cuando ya ha pasado más de un mes y medio de exposición al público de los documentos.

La discreción con que han actuado las Administraciones ante un proyecto que pretende invertir 27,8 millones de euros y crear 400 puestos de trabajo es aún mayor en la empresa promotora, que ayer no respondió a las llamadas de este periódico para conocer su versión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS