Una juez obliga al PSM a readmitir a seis empleados despedidos en julio

La sentencia anula los despidos “por vulneración de los derechos de Libertad Sindical e Ideológica” Atribuye la decisión a las diferencias internas que mantenían con Tomás Gómez

Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid.
Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid.Kiko Huesca (EFE)

El juzgado de lo Social número 12 de Madrid ha condenado al Partido Socialista de Madrid, cuyo secretario general es Tomás Gómez, a “la inmediata readmisión” de seis trabajadores despedidos de manera "improcedente" el pasado julio “por vulneración de los derechos fundamentales a la Libertad Sindical y a la Libertad Ideológica” y le insta a “abonarles los salarios dejados de percibir desde la fecha hasta su reincorporación”, al considerar que los despidos fueron "represalias" por sus diferencias internas con Gómez. Todos los empleados se habían posicionado a favor de la candidatura de Trinidad Jiménez, como alternativa a Gómez a las primarias internas de octubre de 2010.

Unos meses antes, estos trabajadores presentaron una lista sindical alternativa a la lista única cercana a la dirección del partido en Madrid. “Los seis actores despedidos, junto a tres más, habían participado en la candidatura a elecciones sindicales del comité de empresa de junio de 2010 bajo el nombre de Trabajadores Independientes del PSM (…) Ha quedado probado la reacción negativa por parte de la directiva a la formación de esta candidatura”, recoge la sentencia. “No fue del agrado de la directiva, los comentarios fueron negativos a dicha formación y sus componentes”, añade.

Francisca Arce-Gómez considera en la sentencia, con fecha 23 de enero, que en el PSM, "empleadora de los actores, en este caso han prevalecido los intereses políticos antes que las obligaciones empresariales respecto a los trabajadores". También que “la formación de primarias produjo unas connotaciones de competitividad dentro del mismo partido, y eso ha hecho que los deberes empresariales se hayan incumplido y haya primado el único objeto de ganar uno a otro (…), que en ningún caso ha de afectar a los derechos de los trabajadores”. La sentencia, que incide en que "los intereses de la empresa han sido meramente políticos", es recurrible ante el Tribunal de Justicia de Madrid.

El pasado julio el PSM despidió a varios trabajadores, de los 55 que tiene en plantilla, aduciendo “causas objetivas de carácter organizativo” debido a los bacatazos electorales en las elecciones autonómicas y locales del pasado mayo. Los trabajadores demandaron al partido por considerar que el despido fue nulo. Al menos cinco de ellos reclamaban una compensación económica porque acusan a la dirección del PSM de acoso laboral. “Consideramos que hay un factor común a todos los trabajadores despedidos y es que participaron o apoyaron a una candidatura en las elecciones sindicales que se celebraron en el partido en 2010”, explicaba entonces el abogado de cinco de los nueve exempleados del PSM, Jesús Molinera Mateos.

“Es una satisfacción, la sentencia recoge todos nuestros argumentos y creemos que puede sentar jurisprudencia para los trabajadores de partidos políticos o en sindicatos”, decía esta tarde a este diario Molinera. Según se puede leer en la sentencia -en la que se habla de "rencillas y malestar generalizado" entre la empresa y los trabajadores en cuestión-, “después de la celebración de las primarias en 2010 se les dio trato distinto al resto de trabajadores por parte de los miembros de la directiva del PSM; no se les encomendaban trabajos que hasta esa fecha eran de su responsabilidad”.

"Acatamos la sentencia, pero creemos que su contenido es erróneo y reiteramos que hubo una pérdida de ingresos tras los resultados electorales de municipales y autonómicos de mayo de 2011", señala Rosa Alcalá, secretaria de Administración del PSM. Alcalá recuerda que el PSM llegó a un acuerdo con otros tres empleados que también fueron despedidos el pasado julio. Mientras, la sentencia recalca que "en este pleito el demandado no ha probado que su decisión de despedir a los actores es absolutamente ajena a la vulneración de los derechos fundamentales de los trabajadores".

La sentencia se produce una semana antes del Congreso Federal de los socialistas en Sevilla, y un mes antes del regional que se celebrará en Madrid en marzo, con la incertidumbre de conocer a quién apoyará Gómez como nuevo secretario general federal, si a Alfredo Pérez Rubalcaba o a Carme Chacón. El congresillo del pasado fin de semana en Alcalá de Henares dejó un 55,3% de apoyos para el exalcalde de Parla y un 44,7% para la lista de Jaime Lissavetzky.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS