Los parquímetros subirán a partir del verano para combatir la contaminación

El plan de calidad del aire se pondrá en marcha en abril Entre sus medidas contempla un encarecimiento medio del 10% en el centro de la ciudad

Una controladora del SER coloca una denuncia en un parabrisas.
Una controladora del SER coloca una denuncia en un parabrisas. RICARDO GUTIÉRREZ

El responsable del nuevo área de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Antonio de Guindos, ha trazado esta mañana en su primera comisión del pleno municipal las líneas generales de actuación de este departamento, que aglutina el 67% del presupuesto y más de la mitad de la plantilla municipal. Entre otras medidas, ha señalado que el encarecimiento de los parquímetros por motivos medioambientales se pondrá en marcha en verano.

“Sólo atenderemos a una limitación: la presupuestaria. Como dijo la alcaldesa [Ana Botella], cambian las personas pero se mantienen los proyectos”, ha afirmado De Guindos. ¿Qué proyectos son esos? El nuevo modelo de contratación integral (se agruparán los cerca de 80 contratos actuales de alumbrado, pavimento, agua, limpieza y basuras en unos pocos de mayor volumen y plazo, en los que se supeditará el pago al cumplimiento de unos objetivos); la mejora del modelo energético actual (entre otras medidas, se extenderá el programa piloto de eficiencia en las escuelas públicas); y la puesta en marcha del plan de calidad del aire para poner coto a la contaminación, en especial de óxidos nitrosos.

También se ha referido De Guindos a sus prioridades en materia de seguridad y emergencias, pero de forma muy somera por la falta de tiempo a la que aboca el tratamiento conjunto de todas estas competencias en una sola comisión municipal.

El énfasis, en cualquier caso, lo han puesto tanto la oposición como el propio delegado (que hasta diciembre era coordinador general del área de Medio Ambiente y Movilidad, a las órdenes de Botella) en la lucha contra la contaminación. En ese sentido, De Guindos ha anunciado que el nuevo plan de calidad del aire, presentado a finales del año pasado, estará aprobado a principios de abril, “dentro de los plazos marcados por la directiva europea”. “Seguimos en plazo, y lo comprobaremos cuando el plan se admita a trámite”, ha reiterado, ante las denuncias de la oposición y los ecologistas de que el Ayuntamiento ha incumplido la directiva europea al no solicitar a tiempo una moratoria.

Zonas del centro en las que aparcar será más caro.
Zonas del centro en las que aparcar será más caro.AYUNTAMIENTO DE MADRID

Este requisito es necesario porque los niveles de óxidos nitrosos (un contaminante debido mayoritariamente a los vehículos diesel) superan el límite fijado por la Unión Europea; según De Guindos, cuando concluya el plazo adicional de cinco años solicitado, el problema se habrá solucionado. “Parece que tenemos todo mangas por capirote, pero tenemos todos los contaminantes excepto uno metidos en los límites; y contamos con una red de medición [de la calidad del aire] que es la envidia no de Gambia sino de toda Europa, con información diaria, permanente y al minuto”, ha dicho.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ha reiterado además, como ya dijo Botella, que no hay previsión de imponer un peaje para reducir el tráfico rodado, y que se estudia poner en marcha un servicio de 1.500 bicicletas de alquiler (una promesa antigua que nunca ha visto la luz por falta de dinero), 3.000 anclajes para aparcarlas y nuevas vías ciclistas.

El coordinador general de Sostenibilidad y Movilidad, Carlos Rubio, ha explicado a preguntas de la oposición que el nuevo modelo del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) previsto en el plan de calidad del aire se pondrá en marcha en verano. Entonces, los parquímetros de las zonas de bajas emisiones (fundamentalmente, el centro de la ciudad) verán incrementadas sus tarifas una media del 10%; además, se extenderá el horario desde las ocho hasta las nueve de la noche, una medida criticada por Izquierda Unida porque perjudica a los trabajadores que regresen a casa antes de esa hora.

Rubio ha recalcado además que el nuevo contrato del SER incluirá mecanismo para afinar aún más las tarifas, de forma que se puedan incrementar en casos de congestión del tráfico, o modular según lo contaminante que resulte un vehículo en particular. Lo que no ha querido desvelar es cuántas plazas de aparcamiento azules (libres) pasarán a ser verdes (para residentes), como contempla también el plan. Sí ha explicado que el incremento en la recaudación de los parquímetros se dedicará exclusivamente a medidas de sostenibilidad medioambiental. En la actualidad, el 94,6% de lo recaudado sirve para sostener los gastos del sistema.

El plan de calidad del aire prevé una reducción del 16% de la media anual en todo el municipio de los óxidos nitrosos respecto a las cifras de 2009, lo que según el Ayuntamiento permitirá cumplir la directiva europea. En esta previsión no está incluido el beneficio que pueda generar la actuación sobre los parquímetros, que previsiblemente mejorará aún más este porcentaje. Según ha explicado Rubio, el 38% de los ciudadanos que deciden dejar de usar el vehículo privado en Madrid lo hacen por el SER; de hecho, cuando se produjo una huelga en este servicio, el tráfico rodado se incrementó un 14%, ha añadido.

Rubio ha insistido en cualquier caso en que el nivel de alerta por óxidos nitrosos no se ha superado nunca. La legislación lo fija en 400 microgramos por metro cúbico de aire durante tres horas consecutivas en la red. Además, el Ayuntamiento ha definido voluntariamente dos umbrales más: uno de preaviso (si dos estaciones de la misma zona superan los 200) y de aviso (si rebasan los 250). Unión Progreso y Democracia ha solicitado al Ayuntamiento que revise su división en zonas, porque pueden darse el caso de que dos estaciones de una misma área estén juntas pero tengan condiciones muy diferentes (por ejemplo, que una sea urbana y la otra esté en la Casa de Campo), lo que impediría que saltara la alarma adecuadamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS