Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ágora coruñesa vuelve a la vida

El gobierno local pretende convertir en un referente cultural un centro que tildó de “mausoleo”

El complejo, impulsado por el anterior alcalde, estaba cerrado desde su inauguración

Estado actual de las instalaciones del Ágora, en A Coruña
Estado actual de las instalaciones del Ágora, en A Coruña

“Es el mayor espacio sociocultural de creatividad de A Coruña”. “Será una referencia intelectual y de la información del conocimiento, un dinamizador de cultura, emergente e innovador”. Las descripciones alabadoras de la concejal de Cultura, Ana Fernández, para anunciar ayer la apertura, el próximo sábado, del centro Ágora marcan un giro de 180 grados. Tras las demoledoras críticas dedicadas por el gobierno municipal de Carlos Negreira (PP) a lo que consideraba hasta ahora “el mejor ejemplo de despilfarro socialista”, el alcalde coruñés y su equipo han pasado a explayarse en superlativos para ensalzar lo que definió, hace apenas un mes, como “un mausoleo y uno de los mayores despropósitos en la ejecución de obra pública”.

Con un concierto inaugural de la soprano María Bayo y la asistencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el ejecutivo coruñés pretende que a partir del sábado el centro sociocultural Ágora “se distinga por su singularidad e innovación”, remarcó Fernández. Del tamaño de la plaza de María Pita (10.259 metros cuadrados), este equipamiento municipal proyectado por el exalcalde socialista como la joya de su gestión en favor de los barrios con mayor densidad de habitantes será también para su sucesor del PP una prioridad. Pese a estar aún inacabado —se aplaza hasta abril la apertura de su biblioteca pública, la mayor de la ciudad—, Ana Fernández explicó que el centro, que llevaba cerrado desde que el PP llegó a la alcaldía, arrancará sus actividades con una programación que se completará poco a poco. Y se asumirá la doble función diseñada por el anterior gobierno bipartito para este equipamiento, que dará servicio tanto a entidades sociales y vecinales, como a la comunidad artística y cultural.

El espacio consume 1,3 millones de euros anuales

 

 

El domingo se celebrará una jornada de puertas abiertas que culminará con un concierto gratuito de Christina Rosenvinge en el auditorio del Agóra, dotado de 540 butacas. Habrá una pantalla para disfrutar de la actuación de la cantante desde el exterior. En cartelera, también está ya confirmado un concierto de Russian Red, el 11 de febrero, y otro de Nacho Vegas, el 2 de marzo. Ese día se inaugurará la primera exposición, dedicada a las tribus urbanas. Están además programados para febrero un fin de semana dirigido “a gurús del marketing”, un laboratorio de danza y un ciclo de poesía.

El Agóra, que cuenta con una decena de salas polivalentes llamadas a acoger talleres de toda índole, que se inaugurarán el 13 de febrero, también acogerá en sus dependencias servicios sociales del Ayuntamiento, como los equipos de inclusión social o la unidad de asesoramiento a la inmigración. Este centro sociocultural, que el anterior alcalde presentó en su día como “el más grande de España de estas características”, cuenta para este año con un presupuesto de 1,3 millones de euros. Una consignación que, según Carlos Negreira, apenas permitirá cubrir “facturas de mantenimiento y una mínima parte de la programación”.

El Ayuntamiento quiere cubrir el vacío dejado por el Teatro Colón

Para liquidar el pago de obras que sus antecesores socialistas y nacionalistas dejaron sin acabar, aunque el espacio fue inaugurado en vísperas de las elecciones municipales de 2011, el actual gobierno local también tuvo que destinar otros 625.000 euros de los presupuestos municipales. No obstante, pese a sus iniciales críticas y reticencias, el equipo de Negreira apuesta ahora por dar lustre al nuevo espacio sociocultural. Incluso espera que saque partido del cierre temporal del emblemático Teatro Colón, que carece de gestores desde que finalizó la semana pasada la concesión de la Fundación Novacaixagalicia.

La edil de Cultura ya no habla de participar en la gestión del teatro, propiedad de la Diputación. Por el contrario, Fernández aseguró ayer que “en ausencia del Colón”, pretende “reforzar las programaciones” y aumentar los espectáculos en los espacios municipales.