_
_
_
_
EL FUTUR0 DEL PARTIT DELS SOCIALISTES

Navarro no descarta que el PSC se ofrezca a CiU para gobernar

El nuevo líder socialista admite los recortes si no afectan al Estado de bienestar

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Pere Navarro, primer secretario del PSC, tras comunicar los miembros de la nueva ejecutiva.
Pere Navarro, primer secretario del PSC, tras comunicar los miembros de la nueva ejecutiva.MASSIMILIANO MINOCRI

El PSC que surgió del 12º congreso, que acabó ayer en Barcelona, se propone como prioridad abandonar el ostracismo de la política catalana en el que vive desde hace un año. Al menos ese es el mensaje que lanzó el nuevo primer secretario, Pere Navarro, en la clausura del cónclave, y que después explicó en una entrevista con EL PAÍS.

"Sabemos de las dificultades que conlleva gobernar en épocas difíciles, porque somos un partido con vocación de gobierno. Por eso estamos dispuestos a dialogar con CiU sobre las propuestas que tenemos para facilitar el crecimiento económico, pero manteniendo el Estado de bienestar", explicó. Del nuevo ideario del PSC se ha hablado muy poco en el congreso que finalizó ayer, aunque Navarro anunció que se está redactando un documento con esas propuestas que entregará a Artur Mas en la entrevista que mantengan los próximos días.

¿Hasta dónde puede llegar esa "mano tendida" de la que habló ayer el nuevo líder del PSC en la clausura? Navarro declina explicitarla, pero no descarta en absoluto que los socialistas acaben ofreciéndose a CiU como socios de Gobierno de la Generalitat para romper la preferencia actual que representa el PP y la alternativa que encarna ERC.

"En el momento en que estamos hay que ir paso a paso", dice Navarro de manera ambigua. De lo que se trata ahora, añade, es de "hacer propuestas para ayudar a salir de la crisis y saber hasta qué punto se pueden visualizar en los presupuestos para 2012, y hay que ver cuál es la voluntad del Gobierno de Mas y si quiere mantener a toda costa el pacto con el PP".

Del nuevo núcleo duro del PSC forman parte, además de Navarro, el secretario de organización, Daniel Fernández, y el secretario de acción política, Antonio Balmón, que es también alcalde de Cornellà (Baix Llobregat). Balmón es un firme defensor de que los socialistas puedan gobernar la Generalitat con CiU, partido con el que mantiene una excelente relación en el Área Metropolitana de Barcelona.

Navarro no se opone de manera frontal a los recortes, un punto de partida que facilitaría el pacto con CiU. "Estamos de acuerdo con el ahorro que no signifique poner en peligro la estructura de la sanidad ni la enseñanza pública", dijo. A modo de ejemplo, recuerda que si el presupuesto de sanidad se hubiera recortado este año 600 millones de euros y no 1.000, "se habría podido mantener la estructura del servicio público sanitario, que ahora peligra".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El entorno de Joan Ignasi Elena, el candidato que también aspiraba a primer secretario, tampoco descarta gobernar con CiU, pero advierte de que eso llevará un tiempo y no puede ser de hoy para mañana.

"Veo al PSC votando de forma distinta a la del PSOE"

Los diputados del PSC no tendrán grupo parlamentario propio en el Congreso, pero sí podrán votar distinto en los temas que afecten a Cataluña y su autogobierno cuando no se pongan de acuerdo con los del PSOE. Pere Navarro considera que el acuerdo que votaron mayoritariamente los delegados no quedará en papel mojado y que sí ve al PSC desmarcándose del PSOE en las Cortes.

"Tenemos la necesidad de ser más influyentes en el socialismo español y europeo y, para ello, necesitamos tener más visibilidad. Por eso, los diputados del PSC votarán lo que les indique la dirección catalana en temas que afecten a Cataluña. Y si esa votación es diferente de la del resto de diputados socialistas, lo será", dijo ayer Navarro a EL PAÍS.

Respecto al proceso de primarias para liderar el PSOE, el primer secretario del PSC también tiene claro que el partido que lidera ha de mantenerse neutral. "El PSC como tal no puede decantarse por ningún candidato, aunque haya unas simpatías muy claras en el partido", dice. Con todo, calificó a Chacón como "una persona muy valiosa, tanto para el socialismo catalán como para el español".

Respecto al proceso de primarias para la presidencia de la Generalitat al que Navarro dijo que optaría, asegura que "es muy temprano" para hablar de ellas y que "lo primero es el partido".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_