Madrid tiene pocas fuentes para beber… y un tercio no funciona

El 30% de las 2.068 de agua potable situadas en la vía pública y los parques de la ciudad no está operativa, principalmente por actos vandálicos

Un niño juega con el agua de una fuente en el barrio de San Blas.
Un niño juega con el agua de una fuente en el barrio de San Blas.BERNARDO PÉREZ

En otras ciudades españolas, e incluso en la que guardan los madrileños en la memoria, abunda un artilugio que en la capital se ha convertido ya casi en una extravagancia por lo difícil que resulta encontrárselo en las calles y parques públicos. Hace 30 años había unas 4.000 fuentes para beber, según el PSOE. Ahora, apenas quedan medio millar en la vía pública y unas 1.500 en las zonas verdes. En concreto, hay 2.068, pero 627 no funcionan a día de hoy (el 30%).

“En distritos tan importantes como Centro, Retiro, Chamartín o Salamanca las fuentes brillan por su ausencia”, ha destacado esta mañana la concejal socialista María Luisa de Ybarra en la comisión municipal de Medio Ambiente y Movilidad. “Hay pocas y la mayoría están rotas o son de agua no potable, lo que puede provocar problemas de salud”, ha denunciado la edil.

El director general del Agua, Pedro Catalinas, ha “tomado en consideración” la propuesta socialista de instalar carteles en otros idiomas para indicar las fuentes ornamentales (de agua no potable). Según ha explicado, hay 566 fuentes de este tipo, de las que 42 están fuera de servicio: el 57% por causas ajenas (obras, etc.), el 40% por averías y el resto por trabajos de mejora.

Respecto a las que más pueden interesar a los viandantes sedientos, las fuentes de agua potable, el responsable municipal ha detallado que hay 536 en la vía pública, de las que únicamente 345 funcionan (el 64%). De las 191 fuera de servicio, el 52% lo están por actos vandálicos, el 31% por averías y el 17% por petición vecinal (por ejemplo, porque se haya requerido un cambio de ubicación).

En los parques públicos hay 1.532 fuentes de agua potable, de las que funcionan 1.096 (71,5%). En este caso, las instalaciones fuera de servicio por actos vandálicos son el 28%. Además, algunas de estas fuentes se desactivan en invierno para evitar que resulten dañadas por las heladas.

El PSOE ha solicitado además al Ayuntamiento que se modernicen las fuentes que sea menester para evitar el derroche de agua, de forma que sólo se activen cuando el usuario lo desee.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS