Cuba tilda de “histórica victoria popular” la elección de Petro en Colombia

El Gobierno de la isla espera sumar un apoyo más en la región ante la lucha política que mantiene desde hace seis décadas con Estados Unidos

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, junto a su vicepresidenta, Francia Márquez.Foto: SANTIAGO MESA | Vídeo: REUTERS/AP

Cuba fue una de las primeras naciones del continente en felicitar a Gustavo Petro por su “histórico” triunfo del domingo en las urnas colombianas. La victoria de Petro suma un Gobierno progresista más a la región en un momento importante para La Habana, cuando varios países latinoamericanos se han plantado ante EEUU por su política de exclusiones en la reciente Cumbre de las Américas. Minutos después de confirmarse los resultados definitivos de los comicios en Colombia, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, calificó lo sucedido de “histórica victoria popular” y envió a Petro sus “más fraternales felicitaciones por su elección”, manifestando su “disposición a avanzar en el desarrollo de las relaciones bilaterales”. Simultáneamente, también en un mensaje de Twitter, el canciller Bruno Rodríguez extendió sus “cálidas felicitaciones” al “pueblo colombiano por la memorable jornada electoral” y recalcó el “inalterable compromiso” de Cuba “con la paz en Colombia”.

Cuba jugó un papel clave en los acuerdos de Paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, firmados en La Habana en noviembre de 2016. También facilitó el desarrollo de negociaciones en su país entre el Gobierno colombiano y el ELN. Estas conversaciones comenzaron en Quito en 2017 y fueron trasladas a la capital cubana un año después, antes de que Ivan Duque fuera investido presidente de Colombia, en agosto de 2018. Aquellos contactos entre representantes del Gobierno colombiano y una delegación del ELN avanzaron con pocos resultados, hasta que en enero de 2019 un atentado de la guerrilla contra una academia de la policía dejó 22 muertos.

El Gobierno de Duque solicitó entonces la inmediata extradición de los guerrilleros que estaban en La Habana. Cuba se opuso por ser violatorio de los acuerdos firmados antes del comienzo de los encuentros, que establecían que en caso de ruptura de las negociaciones, los países garantes y las partes contarían con 15 días para crear un corredor que permitiera el retorno a Colombia de la delegación del ELN. Aquello derivó en un conflicto diplomático entre Bogotá y La Habana y tuvo consecuencias más allá. La presencia en territorio cubano de los miembros de la guerrilla fue utilizada como excusa por la administración del expresidente estadounidense Donald Trump para volver a incluir a la isla en la lista de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo, de la que la había sacado el también exmandatario Barack Obama.

Fuentes cercanas a aquella negociación con el ELN señalaron que aunque Duque se mantuvo durante algunos meses en la mesa de diálogo, nunca estuvo interesado realmente en que las conversaciones de paz progresaran. Ahora, con el nuevo Gobierno de Petro, él mismo un exguerrillero, podría retomarse el camino del diálogo para poner fin al conflicto armado en Colombia, algo que La Habana estaría dispuesto a apoyar otra vez.

En abril de 2020, siendo senador, Petro viajó a Cuba para recibir tratamiento médico. En ese momento se le descubrió tempranamente un tumor cancerígeno, por lo que fue operado. “Agradezco al Centro de Investigaciones Médicas y Quirúrgicas (CIMEQ), de Cuba, el haber descubierto tempranamente el cáncer en mi esófago y su intervención quirúrgica. Espero no vuelva a presentarse. Agradezco al pueblo cubano su hospitalidad en medio de la pandemia y el bloqueo”, expresó entonces en Twitter.

Todavía es pronto para saber qué tipo de relaciones mantendrá Petro con Cuba, pero indudablemente para La Habana es una buena noticia su victoria electoral. Diversos analistas señalan que el presidente colombiano no ha cerrado filas con la isla, ni durante la campaña electoral ni tampoco antes, como sí lo ha hecho el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Sí se ha manifestado en contra del embargo norteamericano y por sus posiciones de izquierda cabe esperarse una mejora sustancial de las relaciones, pero con matices.

Tras las masivas protestas en Cuba del 11 de julio del año pasado, el futuro presidente de Colombia se limitó a opinar en un mensaje de Twitter: “En Cuba como en Colombia se impone el diálogo social. Las sociedades vivas son las que se mueven y logran las transformaciones a partir de su diálogo y no de su autodestrucción”.

La llegada al poder en Colombia del primer Gobierno de izquierdas en su historia es valorada muy positivamente en Cuba, y más en un momento en que Latinoamérica —pendiente de las elecciones en Brasil— parece girar hacia administraciones progresistas. Para La Habana, que ha vivido como una victoria diplomática el plante de un grupo de países de la región ante la política de exclusiones de Washington durante la pasada Cumbre de las Américas, no pasaron desapercibidas las palabras de Petro en favor de una América diversa durante su primer discurso el domingo al celebrar los resultados de las elecciones. En principio, y como poco, el Gobierno cubano espera contar con un apoyo más en la región en el diferendo que le enfrenta con EEUU desde hace seis décadas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS