_
_
_
_

Colombia reduce el desempleo al 9,6% en julio y recobra niveles anteriores a la pandemia

El mercado laboral recupera 1,1 millones de empleos en el último año y alcanza un incremento del 5,1% frente a julio de 2022

Empleados en una fábrica en Soacha, Colombia
Empleados en una fábrica en Soacha, Colombia.Ivan Valencia (Bloomberg)
Camilo Sánchez

A pesar de los sobresaltos económicos de los últimos meses, marcados por la alta inflación y el crecimiento moderado, el mercado laboral sigue una senda de recuperación estable. La tasa de desempleo ha alcanzado en julio un registro del 9,6%, una reducción de 1,5 puntos porcentuales frente al 11,3% contabilizado en el mismo mes del año pasado, y se reacomoda en niveles de 2018 y 2017. De acuerdo con los datos presentados en la mañana de este jueves por la directora del Departamento Administrativo de Estadística (DANE), la demógrafa Piedad Urdinola, la generación de empleo en Colombia también se ha mantenido robusta y se han reincorporado 1,1 millones de empleos frente al mismo período de 2022.

De esta forma, el mercado laboral sigue su remontada y se sacude de las cicatrices dejadas por los confinamientos durante los meses de crisis sanitaria. La directora Urdinola se mostró diplomática y capoteó una de las preguntas centrales: ¿cuáles son las causas del ímpetu sostenido de la creación de empleo en un contexto de enfriamiento del crecimiento? Acto seguido destacó que su examen se limitaba al seguimiento estadístico mensual, labor propia del DANE, y no a establecer factores de causa y efecto sobre los fenómenos macroeconómicos.

Con todas las limitaciones y puntos ciegos que tiene el ejercicio de medir los datos del mercado laboral colombiano, para julio se calcula que la población ocupada ha llegado a los 23,1 millones de personas, un aumento del 5,1% frente a los 22,05 millones de puestos de trabajo registrados en julio del año anterior. En una mirada por género, el diagnóstico del DANE sugiere que de ese total, 674.000 empleos fueron recuperados por las mujeres, mientras que 453.000 corrieron por cuenta de los hombres.

Una noticia catalogada como “muy importante” por Urdinola, dada cuenta que, entre las disfunciones del mundo laboral colombiano, hay consenso en torno a las limitaciones y otras inequidades para las mujeres en temas de acceso y cobertura social. Un hecho positivo que la directora del organismo estadístico detecta “en todas las áreas y dominios geográficos”. Otra lectura positiva es que el sector de la construcción fue el que más puestos de trabajo recuperó en julio, llegando a sumar 234.000 mil nuevos contratos. Un detalle que llega como una bocanada de oxígeno para el rendimiento de un rubro cuyas cifras vienen en caída libre desde enero.

De acuerdo con el boletín del DANE, la población desempleada se redujo en 269.000 personas, bajó del 7% a 6,2% entre los dos julios. No sobra recordar que, siguiendo los parámetros de la Organización Mundial del Trabajo, Colombia tiene una población que alcanza los 39 millones de personas en edad de trabajar entre sus 51 millones de habitantes. El segmento poblacional que ha tenido el mayor empujón a las cifras presentadas esta mañana ha sido, como era de esperar, el de los adultos entre los 25 y los 54 años. El rango de edad que concentra la mayor dinámica en la fuerza laboral y dentro del cual también se evidencian, según el informe, mejoras destacables para las mujeres: “Es estadísticamente significativa porque, recordemos, las mujeres han tenido menos participación en el mercado laboral”.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

En la misma línea, el número de adolescentes entre los 15 y los 24 años ocupados incrementó en 134.000 nuevos empleos. También sobresale un dato que denota cambios en la configuración del mundo laboral y social colombiano. Los oficios del hogar, muchas veces no remunerados y que ha recaído de manera plomiza sobre las mujeres, tuvo un descenso de 320.000 personas menos en el sector. En todo caso, una mirada más amplia sugiere que los resultados, a pesar de insuflar nuevos aires, aún arroja un panorama preocupante. Basta con echar un vistazo al escalofriante número de 2,45 millones de personas sin trabajo para recordar que la buena racha solo devuelve al país a niveles de épocas anteriores y que aún hay muchos desafíos estructurales por enmendar.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Camilo Sánchez
Es periodista especializado en economía en la oficina de EL PAÍS en Bogotá.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_