_
_
_
_

La economía colombiana creció un robusto 3% trimestral

El Indicador de Seguimiento Económico del DANE sugiere una caída en marzo con respecto a enero y febrero. El único renglón con resultados negativos ha sido la construcción mientras el sector financiero jalona la economía

Personas compran frutas y verduras, en la plaza de mercado Paloquemao, en Bogotá, Colombia, el 29 de Junio de 2022
Personas compran frutas y verduras, en la plaza de mercado Paloquemao, en Bogotá, Colombia, el 29 de Junio de 2022Nathalia Angarita
Camilo Sánchez

El Producto Interno Bruto colombiano avanzó un robusto 3% trimestral en el arranque de este año, una velocidad en sintonía con las expectativas proyectadas por el Banco de la República. El sector con mayor fortaleza, encargado de aportar un punto porcentual de los resultados reportados hoy por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), ha sido el financiero, y en concreto las actividades de aseguramiento e indemnizaciones. Un ajuste del PIB para 2022 rebajó la cifra de 7,5% a 7,3% y señaló, así mismo, que en los tres primeros meses de este año el crecimiento representó una producción de 384,3 billones de pesos, frente a los 337,8 billones del mismo período del año pasado.

La directora del organismo estadístico, Piedad Urdinola, recalcó que la actividad productiva del país creció el 1,6% en marzo, reflejando una ralentización con respecto a los datos ajustados de enero (4,8%) y febrero (2,4%). Por su parte, el segundo gran renglón que ha jalonado las cifras globales ha sido el segmento denominado como “actividades artísticas, de entretenimiento y recreación”, donde se halla empotrado el rubro de juegos de azar y apuestas en línea, entre otros. Un sector de comportamiento pujante desde la pandemia y que el primer trimestre de este año ya ha contribuido con un 0,8% al total del PIB.

“Pero también las actividades culturales, ferias o conciertos dinamizaron el crecimiento de esta actividad”, explicó Urdinola en rueda de prensa. De la misma forma agregó que tras la sobresaliente reactivación que siguió al final de la pandemia, hoy ya se empiezan a vislumbrar tasas de crecimiento más moderadas, que corresponden a la velocidad tradicional de la economía colombiana. Los datos dicen, sin embargo, que en ciertos capítulos como el de comercio (-2,6), la industria manufacturera (-0,8) y sobre todo la construcción (-4,6%) ha habido un proceso de decrecimiento. Parte importante de la crisis de este último sector, que desde enero refleja una situación inquietante, obedece a la caída de la construcción de obras civiles.

Es un hecho que hace unos meses se explicaba por la entrada de un nuevo Gobierno y el lapso prudencial que se le da al despegue de las obras públicas de la nueva administración, pero que más de un analista mira de reojo. Nueve meses después de asumir el cargo, la administración del presidente Gustavo Petro tiene síntomas de atraso y una que otra discrepancia con los gremios en su hoja de ruta consignada en el Plan de Desarrollo.

“Este crecimiento negativo”, preciso Urdinola, “está básicamente explicado por un gran -14,9%, que es construcción de carreteras y vías de ferrocarril, proyectos de servicios públicos y otras obras de ingeniería civil”. La buena noticia es que, incluso con la caída, la construcción de inmuebles residenciales y no residenciales presenta un crecimiento positivo tras algunos malos augurios a principios del año: “Los aportes de vivienda, que crece al 12%, no alcanzan a compensar los decrecimientos” del conjunto del sector, según la directora del DANE. Así mismo recalcó que se ha visto una reactivación importante de la construcción de vivienda en departamentos como el Valle del Cauca y algunos puntos de la costa Caribe.

Finalmente, los datos del DANE señalan que el tercer gran renglón en este proceso de reacomodación de la economía colombiana es el sector que engloba a la administración pública y defensa, educación y salud. “Precisamente es este último componente de salud el que está dinamizando este crecimiento con una valoración porcentual importante. Vemos un aumento en el consumo de servicios de salud privados, en IPS privadas, pero también en la red de hospitales públicos. Este primer trimestre, salvo los tapabocas, ya no hay tantas restricciones y lo que estamos viendo ya es el final de la pandemia decretada por la OMS”, concluyó Urdinola.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Sobre la firma

Camilo Sánchez
Es periodista especializado en economía en la oficina de EL PAÍS en Bogotá.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_