opinión
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

¿Para cuándo los otros ceses al fuego?

Exigimos que los corruptos nos concedan un cese al robo de dineros públicos

Pablo Beltrán, Danilo Rueda y Otty Patino.
Pablo Beltrán, Danilo Rueda y Otty Patino.LEONARDO FERNANDEZ VILORIA (REUTERS)

Hablemos, o como dirían en la Casa de Nariño, improvisemos con el tan mentado cese al fuego entre el Gobierno del presidente Gustavo Petro y la guerrilla del ELN, recordando que al final ni fue cese, ni paró el fuego; tampoco fue bilateral, ni multilateral, mucho menos fue vecinal; y lo peor, no le fue consultado ni siquiera a una junta de acción comunal. Lo único cierto es que esto salió muy mal. Pero tranquilos que esto puede cambiar, y ser aún peor.

Y como sobre esto ya se ha hablado demasiado, eso sí, no se ha hecho absolutamente nada; pero sí se ha hablado de día, de noche, en horario extendido; incluyendo festivos y dominicales, decidí ocuparme mejor de otros ceses al fuego que seguimos esperando.

En el caso de la oposición venezolana, ya es hora que dejen de “dispararse” entre ellos mismos, ya estamos cansados de tanto fuego y sobre todo, de su mismo y repetido juego. Y obviamente el único que sale ganando es el presidente Nicolás quien por más Maduro que está, nada que se cae. Es por esto que le decimos a Juan Guaidó y a los demás integrantes de la oposición: “oh posición” tan incómoda en que han dejado a quienes veían en ellos una opción de cambio. Así que señores, a ustedes lo mejor es decirles: “cambio y fuera”.

Sigamos con el tan esperado cese al fuego entre la Ministra de Salud de Colombia: Carolina Corcho y las Entidades Promotoras de Salud (EPS). No hay día en que no se ataquen lanzándose camillas, estetoscopios, bisturíes, escalpelos, etc. Y mientras ellos no paran sus “bombardeos”, los millones de sufridos afiliados más pacientes no han podido ser. Lo cierto es que la ministra y las EPS tienen al sistema de salud en estado de coma… de coma y coma recursos pero nada que lo mejoran.

Vamos con el tan anhelado cese al fuego que reclamamos sea firmado de inmediato entre la desmesurada carestía de los productos de la canasta familiar y los desprotegidos consumidores. En este caso la tregua debe ser de carácter unilateral, porque es la alta inflación la que le dispara a diario a los asustadizos bolsillos de los compradores. No en vano siempre al final del sueldo, les sobra mucho mes. En conclusión, a los precios de los alimentos les dimos papaya, nos vieron el anón y nos cogieron las guamas. Y esto no lo solucionará ni el frutas.

Como vamos a hablar del cese al fuego que esperan los y las miles de víctimas de la delincuencia común, debo robarles un minuto de su atención. Ojalá fuera únicamente la atención lo que nos roban los ladrones, cacos, pelafustanes y similares; pero no es así. Lo que más nos roban son relojes, teléfonos celulares, vehículos, motos, bicicletas; y si nos descuidamos nos roban hasta la esperanza de soñar que por fin algún día se vea el trabajo de las autoridades. Y mejor cambiemos de tema antes que me roben el computador en que estoy escribiendo esta nota.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Finalmente, exigimos que los corruptos nos concedan un cese al robo de dineros públicos. Inicialmente les iba pedir que se sumaran a esta maratón de cese al fuego, pero no pude hacerlo por una sencilla razón, y es que ya se habían robado hasta el mismísimo fuego. Por lo menos deberían darnos una tregua de 24 horas. Pero lamento decirles que esto no será posible porque nos pidieron una millonaria comisión que no estamos dispuestos a pagarles. Que se vayan a robar a otra columna.

Y por ahora ceso de escribir con mi listado de tanta petición de cese al fuego.

*Es periodista y libretista La Luciérnaga de Caracol Radio

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS