_
_
_
_
_

El toreo en Colombia se alista para la embestida de la presidencia de Petro

El exalcalde de Bogotá promete un gobierno que buscará el fin de los espectáculos con animales

Sally Palomino
Gustavo Petro, presidente electo de Colombia.
Gustavo Petro, presidente electo de Colombia.SEBASTIAN BARROS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO (Europa Press)

Los alcaldes de Bogotá tenían un palco en la plaza de toros La Santamaría hasta que llegó Gustavo Petro. Bajo su administración (2012-2015), la alcaldía distrital revocó de forma unilateral el contrato de arrendamiento de la emblemática plaza, de más de 80 años de historia, y cerró la puerta a los espectáculos taurinos. Los aficionados protestaron, pero el alcalde impuso su voluntad para evitar que se realizaran este tipo de actividades en la ciudad, a pesar de que ya existía una ley que reglamentaba las corridas de toros. Ahora, como presidente, promete extender su oposición a todo el país. “Impulsaremos la prohibición de todo tipo de espectáculos que involucren prácticas de maltrato animal, incluidas las corridas de toros. No permitiremos el uso de escenarios ni recursos públicos para estos fines”, dice su plan de gobierno. Esta semana reiteró su posición. “Les solicito a las alcaldías no autorizar más espectáculos con la muerte de personas o animales”, escribió tras el desplome de una tribuna en la plaza de El Espinal, que dejó cuatro personas muertas y más de 200 heridas.

Con el cambio político que se avecina, el futuro de la tauromaquia en Colombia, con una de las mayores aficiones de Suramérica, se supone aún más incierto. Gustavo Petro se opone radicalmente a las corridas de toros y los toreros insisten en señalar que prohibirlas es un atropello a su libertad. Luis Bolívar es uno de los toreros que lidera la defensa de su oficio ante el nuevo gobierno. “Es una manifestación cultural que cumple todos los requisitos de la Convención de la Unesco (2003), la cual suscribió Colombia”, dice por escrito a este diario. Bolívar vive en España, pero ha tomado la vocería de sus compañeros colombianos. “Vimos con atención su discurso tras el triunfo en las elecciones, y cada palabra que pronunciaba nos representaba. Si ese es el modelo de sociedad que quiere promover el presidente electo, nosotros cabemos de sobra”, y pide a Petro que los escuche. “Esperamos que sea la persona con la que podamos sentarnos a hablar. Tenemos la esperanza de que nos permitan estar en el debate, con todas las garantías, con las plazas de toros abiertas para el pueblo”.

Vista de la plaza de toros de La Santamaría, en Bogotá.
Vista de la plaza de toros de La Santamaría, en Bogotá.GUILLERMO LEGARIA/ AFP

La presidencia no le da el poder a Petro de prohibir las corridas de toros, pero su apoyo a iniciativas en el Congreso que tengan ese fin será determinante. En su campaña prometió que su proyecto político incluiría la defensa de los animales y los senadores antitaurinos esperan su respaldo en la agenda legislativa. Petro cuenta con el apoyo de líderes políticos, como la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que ha secundado su llamado para detener las corridas de toros, a las que califica de “espectáculos de muerte”. Andrea Padilla, senadora electa por la Alianza Verde, cree que con el nuevo gobierno habrá, como nunca antes, una oportunidad para avanzar en la defensa de los animales. “Yo esperaría que haya un mensaje muy claro de Petro en apoyo a este tipo de proyectos. Ese fue un compromiso que firmó en campaña”, dice Padilla. Su primera propuesta como senadora será justamente para acabar con las corralejas, aunque sabe que no es fácil, hasta ahora ninguna propuesta en ese sentido ha prosperado en el Congreso. “Lo novedoso es que esta vez van a estar unas fuerzas progresistas importantes y por primera vez con un presidente de izquierda”, señala.

La Corte Constitucional protege las corridas y ha reiterado que las autoridades territoriales y especialmente las alcaldías o concejos carecen de competencia para prohinir los espectáculos taurinos o modificar las condiciones legales de realización. “Muchas de las corralejas, corridas de toros y ni qué decir de las peleas de gallos incumplen sistemáticamente estas condiciones de la Corte”, decía la senadora electora en una entrevista con El Espectador. La exconcejala lideró un proyecto para desincentivar las corridas de toros en Bogotá, que imponía reglas imposibles para un torero, como por ejemplo que no se mate al toro. “Buscamos prohibición en dos años, pero mientras tanto, hay que plantear una transición, siempre hay una preocupación por la economía, entonces plantearíamos que se respete la sentencia de la Corte que indica que hay que sacar la muerte del animal convertida en espectáculo”, ha insistido. Pero los toreros consideran que la sola propuesta vulnera sus derechos.

“Somos toreros, no vamos a convertirnos en actores”, dice Bolívar, que entre sus argumentos advierte que se está poniendo en peligro de extinción al toro de lidia. “Atentan contra la justicia ambiental que tanto dicen promover, al querer aniquilar la explotación ganadera más respetuosa con el medio ambiente. Creo que el país no sabe que muchas hectáreas de Palma de Cera del Quindío, el árbol nacional, es custodiada en el valle del Cocora por los toros bravos de la ganadería Salento”.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

En el año 2012, Bolívar, junto a otros toreros, colombianos y españoles, sostuvieron un encuentro con el entonces presidente, Juan Manuel Santos, para defender su trabajo y pedirle la protección de sus derechos. Ahora buscan un espacio con Petro para convencerle de que la fiesta taurina se acabará cuando la gente, libremente, decida no asistir.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Sally Palomino
Redactora de EL PAÍS América desde Bogotá. Ha sido reportera de la revista 'Semana' en su formato digital y editora web del diario 'El Tiempo'. Su trabajo periodístico se ha concentrado en temas sobre violencia de género, conflicto armado y derechos humanos.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_