Un sacrificio que solo ve Topálov

‘El búlgaro de Salamanca’ enreda a Anand con una novedad en la apertura y luego ejecuta el ataque a la perfección

Las victorias de Véselin Topálov ya publicadas en El Rincón de los Inmortales y la que glosa este vídeo perfilan al búlgaro, residente en Salamanca desde principios de siglo, como uno de los mejores atacantes de la historia. Con el importante matiz de que en este caso (Mundial de Sofia, 2010) su rival es uno de los mejores de todos los tiempos, el indio Viswanathan Anand, entonces campeón vigente desde 2007, cuando derrotó al ruso Vladímir Krámnik, quien a su vez había destronado a Topálov en 2006 del título oficial de la Federación Internacional (FIDE).

La primera partida del duelo de Sofía, que mantuvo a Anand en el trono, es otra obra maestra de Topálov, cortada además con el mismo patrón que otras de sus joyas inmortales: una idea novedosa en la apertura, sacrificio de un peón central por ataque y ejecución muy brillante y precisa. Es verdad que Anand solo hubiera quedado un poco peor si hubiera jugado 18-Cc6 (en lugar de De5). Pero ya sabemos que, en ajedrez, el error es la madre de la belleza.

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS