AJEDREZ/NORWAY CHESS
Crónica
Texto informativo con interpretación

Carlsen también se salva ante Rapport

El campeón levanta una posición perdedora por 3ª vez, y el húngaro se mantiene líder

Rapport y Carlsen se saludan, hoy en Stavanger, tras acordar tablas en la partida lenta
Rapport y Carlsen se saludan, hoy en Stavanger, tras acordar tablas en la partida lentaLennart Ootes/Norway Chess

Un gran campeón siente la derrota como un dolor insoportable. La mera perspectiva de ese horror le produce tremendos anticuerpos (léase recursos) cuando está en una posición técnicamente perdedora. Quizá eso explique por qué Magnus Carlsen tampoco ha caído hoy, ante Richard Rapport, al borde del abismo. El húngaro se mantiene líder seguido del noruego, quien este viernes se enfrenta a su retador por el título en noviembre, el ruso Ian Niepómniachi.

Probablemente porque jugaba con las piezas negras, y quizá también porque deseaba ahorrar energía para mañana, Carlsen buscó descaradamente el empate en la partida lenta, y lo encontró después de solo 18 movimientos. En la muerte súbita (diez minutos para Rapport, obligado a ganar, y siete para Carlsen), el magiar se lanzó a la yugular y logró una posición objetivamente ganadora. La derrota no era tan evidente como la que el campeón pudo sufrir ayer ante el otro noruego, Aryan Tari, ni -aún más obvia- el martes frente a Alireza Firouzja, recién nacionalizado francés, de origen iraní. Pero el primer golpe ganador -luego dispuso de otro, más difícil- era claro, y relativamente fácil para un jugador de la categoría de Rapport, quien ofreció después el empate cuando Carlsen podía ganar pero tenía poco tiempo.

¿Por qué Firouzja, Tari (partida lenta) y Rapport han fallado en tres días consecutivos frente al campeón? Los tres son jóvenes y probablemente acusan el miedo escénico cuando sienten que están a punto de tumbar al campeón en uno de los torneos más importantes del año. El caso más sorprendente es el de hoy, porque Rapport disponía de cuatro minutos, por uno de Carlsen, para respirar hondo, buscar el golpe más letal, repasar sus cálculos y ejecutarlo.

Vista general de la sala del torneo hoy, durante la tercera ronda
Vista general de la sala del torneo hoy, durante la tercera rondaLennart Ootes/Norway Chess

La inmadurez de Firouzja, de 18 años, y su imperiosa necesidad de someterse a un plan de entrenamiento apropiado para un futuro campeón, se aprecian todos los días. Hoy, tras el luchado empate con el ruso Serguéi Kariakin en la partida lenta, volvió a lograr ventaja decisiva en el desempate, pero falló entonces con estrépito, y terminó perdiendo.

Tari ha mostrado el miércoles y el jueves un nivel de juego mucho mejor que el del lunes, cuando fue claramente doblegado por Rapport. Hoy ha empatado a ritmo clásico con Niepómniachi y ha caído después en la muerte súbita o Armageddon.

Lo normal es que Carlsen y Niepómniachi oculten mañana sus mejores armas, a 78 días de su duelo en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Pero Carlsen juega con blancas, y si logra la victoria en la partida lenta habrá infligido un golpe psicológico doloroso a su retador. Es probable que salten chispas.

Clasificación: 1º Rapport, 5,5 puntos (tres partidas); 2º Carlsen 4,5 (tres); 3º Niepómniachi 3 (dos); 4º Firouzja 3 (tres); 5ª Kariakin 2,5 (dos); 6ª Tari 2 (tres).

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción