Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Abanicos terapéuticos

Son ya archiconocidas las declaraciones del consejero de Sanidad de Madrid indicando a los profesores que las altísimas e insoportables temperaturas de las aulas se pueden solventar haciendo abanicos de papel porque eso de doblar y doblar es muy terapéutico. Podemos hacer una triple lectura de estas desafortunadas declaraciones.

En primer lugar, que su compañero de Gabinete, el consejero de Educación, está incumpliendo la legislación vigente sobre seguridad e higiene en los centros de enseñanza, ya que en ellos debe estar garantizada una temperatura de entre 17°C y 27°C. Al no cumplirse, se está poniendo en riesgo la salud de la comunidad educativa. En segundo lugar, hay que señalar que la mayor parte de los centros de enseñanza públicos no cumplen los niveles mínimos recogidos por el certificado de eficiencia energética porque carecen de aislamiento térmico; esto provoca no solo un derroche energético, sino que alumnos y profesores seamos menos eficaces al trabajar en unas condiciones muy precarias. Por último, esta desafortunada declaración hace evidente un profundo desprecio por la labor docente. Y por la discente también.— Eulalia Ramírez Nueda. Torrelodones (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.