Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anita Pallenberg, en 10 frases dichas por Keith Richards, su pareja durante 13 años

La musa de los Stones ha fallecido. Con el guitarrista tuvo tres hijos y pasaron su época más creativa y excesiva

Anita Pallenberg
Keith Richards y Anita Pallenberg con su hijo Marlon (izquierda) y otros dos niños en la boda de Mick Jagger y Bianca De Macias celebrada en Saint-Tropez (Francia) en 1971. Getty

Hay una escena que se produjo la primera vez que los Rolling Stones tocaron en España que define en parte la arrolladora personalidad de la actriz, modelo y diseñadora Anita Pallenberg, que ha muerto el 13 de junio a los 73 años. Fue en junio de 1976 en Barcelona. La pareja irrumpió en el hotel dejando tierra quemada a su paso. Abrigos de borrego (¡en junio!), gafas de sol extra grandes, fulares, sombreros hippies... Imposible no mirar aquello. Estaban discutiendo. Y se peleaban como siempre lo hacían: ella iba delante, dando grandes zancadas, haciendo severos movimientos de brazos y Richards iba detrás, casi agazapado, tirando de una maleta. Sí, una mujer con mucho estilo y gran personalidad.

Anita Pallenberg (Roma, Italia, 1942) fue primero la novia de Brian Jones (fundador de los Stones que fue expulsado de la banda en 1969, meses antes de morir en extrañas circunstancias) y luego de Richards. Ella y el mítico guitarrista estuvieron juntos de 1967 a 1980 y tuvieron tres hijos (Marlon, en 1969; Angela, en 1972, y Tara, en 1976).

Keith Richard y Anita Pallenberg en 1973.
Keith Richard y Anita Pallenberg en 1973. Getty

Estas son diez frases donde Richards habla de su expareja, extraídas de las memorias del guitarrista, Vida:

- "Mi primera impresión de Anita es que era una mujer muy fuerte. También era increíblemente inteligente. Y, por supuesto, era divertida y una belleza. Muy graciosa además de la persona más cosmopolita que yo había conocido. Hablaba tres idiomas, había estado aquí y allá. A mí eso me resultaba muy exótico".

- "La verdad es que yo miraba a Anita, y miraba a Brian [Jones, pareja de Pallenberg cuando Richards cuenta esta historia], y la miraba otra vez a ella y pensaba: no hay nada que pueda hacer para evitarlo, al final voy a tener que estar con esa mujer. O doy yo el paso o lo da ella. Pero, de un modo u otro vamos a acabar juntos".

- "Anita venía de un mundo de artistas. Ella tenía bastante talento. Le encantaba el arte. Se movía con total naturalidad en el mundo del pop art. Y sabía pintar".

Anita Pallenberg (derecha) con la modelo Alice Dellal desfilando durante la London Fashion Week en septiembre de 2016.
Anita Pallenberg (derecha) con la modelo Alice Dellal desfilando durante la London Fashion Week en septiembre de 2016. Getty

- "Se crió en un caserón que tenía su abuelo en Roma, pero la adolescencia la había pasado en Múnich, en un colegio para hijos de la nobleza decadente del que la expulsaron por fumar, beber y (lo que es peor) hacer autostop".

- "Nunca en mi vida he dado el primer paso para enrollarme con una mujer. Simplemente es que no sé cómo hacerlo. Soy incapaz de decir una frase como: 'Qué pasa nena, cómo va eso'. Así que Anita movió ficha. En el asiento trasero de aquel Bentley, entre Barcelona y Valencia, Anita y yo nos miramos: la presión era tal que sin previo aviso empezó a hacerme una mamada".

- "Una de las primeras broncas que tuvimos Anita y yo fue por toda la mierda de Performance [película con ella y Mick Jagger de protagonistas que provocó los celos de Keith]. Mick y Anita interpretaban a una pareja, me lo veía venir. Estaban rodando porno de tercera".

- "Marlon Brando llamó a Anita al hospital cuando dio a luz para felicitarla por su actuación en Performance. 'Marlon es un nombre que no está mal. ¿Y si le ponemos Marlon', dijo Anita". 

- "No creo que Anita estuviera especialmente enganchada [a la heroína]. No la necesitaba todo el tiempo. En cambio, yo sí que estaba enganchando y además de verdad. Vivíamos al límite, pero no creo que Anita o yo tuviéramos la menor duda de que podíamos con aquello".

- Una noche, cuando estaba rodando Barbarella, Anita acabó en la cárcel: estaba con unos tíos del Living Theater cuando la registraron buscando drogas. Además, la policía pensó que era un travesti y se la llevaron al calabozo. Y, en cuanto abrieron la puerta para meterla dentro, todos los que ya estaban entre rejas exclamaron: '¡Anita, Anita!'. La conocía todo el mundo. Eso era tener contactos y lo demás es tontería".

- "Anita y yo sobrevivimos. Ahora ella ejerce de dulce abuela con los tres niños de Marlon y de icono para la tribu de la moda. La gente la ve como una fuente de inspiración. Además, últimamente le ha dado por la jardinería".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información